Lituénigo celebra el IV Encuentro de Artesanos y Oficios Perdidos, dentro del Festival Tierras del Moncayo

 

Lituénigo celebra el IV Encuentro de Artesanos y Oficios Perdidos, dentro del Festival Tierras del Moncayo

Actualizado 30/06/2006 16:32:47 CET

LITUÉNIGO (ZARAGOZA), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La localidad zaragozana de Lituénigo celebra mañana, sábado 1 de julio, la IV edición del Encuentro de Artesanos y Oficios Perdidos, feria que se enmarca en el Festival Tierras del Moncayo 2006, y que esta noche recibirá el Premio Municipia 2006, Santa Isabel de Portugal de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ).

Este encuentro pretende recobrar y hacer presente el trabajo hecho con la piedra, el cuero, la madera o el barro. Las manos de artistas llegados de la comarca y otras poblaciones vecinas darán forma a piezas cerámicas, o realizarán y mostrarán elementos de marroquinería y piezas de cantería. Se trata de dar a conocer, sobre todo a las nuevas generaciones, el laborioso y paciente trabajo de estos artesanos.

Asimismo, Lituénigo recobra por unas horas en plazas y calles los oficios de antaño. Los propios vecinos salen a las calles para recordar a sus mayores, que hacían la colada cuando no existían aún lavadoras, herraban los caballos a mano, o limpiaban y arreglaban la lana de oveja de los colchones de entonces.

El alcalde de Lituénigo, Julián Martínez, explicó en declaraciones a Europa Press que la Feria surgió a raíz "del Museo de Oficios Perdidos 'El Labrador' que recoge la vida en Lituénigo, cómo vivía la gente, los aperos de labranza, el proceso de la lana o de la miel". Esta Feria supone "exponer al público en vivo lo que hacían antaño las gentes de Lituénigo", apuntó Martínez, "las calles se dividen en varias zonas donde se muestran los distintos oficios".

La participación de los vecinos está tan arraigada, que "desde el miércoles por la tarde la gente ya está preparándolo todo", afirmó Julián Martínez, "están muy implicados ya que la mayoría de los oficios los llevan a cabo gentes del pueblo que recuerdan tradiciones de sus antepasados". El alcalde de Lituénigo apuntó que "sobre todo los más mayores se sienten jóvenes al recordar lo que en su día fue su trabajo, y que hoy es para ellos un hobby". Aunque los jóvenes de la población también tienen su papel en esta Feria, "este invierno los jóvenes de la localidad participaron en un curso de cestería para que no se pierdan las tradiciones", señaló Martínez.

El programa de actos arranca con una concentración en la plaza de la Iglesia para iniciar el recorrido hasta el campo donde se realizará la siega. Hasta las 22,00 horas habrá puestos de artesanía por las principales calles del municipio, amenizados por el afilador, aguador, estañador, gaiteros y dulzaineros.

Además, durante toda el día se dispondrá de material para practicar juegos tradicionales, se harán representaciones en el Frontón del esquilador de ovejas, hilanderas, elaboración de jabón, vareado de lana y posterior realización de un colchón.

También se representará en la plaza del Castillo un taller de Herrería, otro de Herraduría, otro de adobes y ladrillos, así como un taller de madera, mientras que en la plaza de la Iglesia habrá cesteros de mimbre y médula de junco, un alfarero, encajeras de bolillos, colmeneros, un ceramista y un sillero. En la calle Zarzuela se restaurarán muebles y utensilios, se realizarán trabajos en cuero, y se elaborarán chorizos y morcillas artesanas, con degustación al final de las representaciones.

Durante toda la jornada se podrá visitar el Museo de Oficios Perdidos "El Labrador", inaugurado en 2000, así como la Iglesia parroquial de La Purificación.

PREMIO MUNICIPIA 2006

La Asociación Cultural Los Arcedillos de Lituénigo ha editado este año un DVD con la Feria de los Oficios Perdidos, una iniciativa que nació en un principio para promover la cita anual, y que posteriormente se presentó al Premio Municipia 2006, Santa Isabel de Portugal, convocado por segundo año consecutivo por la DPZ. Un galardón que Lituénigo recibirá en la entrega de premios que se realizará durante la cena que la Diputación Provincial de Zaragoza organiza esta noche.

La finalidad de este galardón es reconocer y premiar estudios, proyectos, iniciativas o trabajos específicos, cuya realización tienen una repercusión útil y práctica en el medio rural. Además de la localidad de Lituénigo, se ha premiado al Ayuntamiento de Borja, en la categoría de Cultura, Turismo y Patrimonio; al Ayuntamiento de Pradilla, en Medioambiente; al Ayuntamiento de Morata de Jalón, en Gestión o Buenas Prácticas de Gobierno Local; y al de Pina de Ebro, en Servicios Sociales.

En la categoría de Estrategias de Desarrollo, ha resultado premiado el Ayuntamiento de Lituénigo por su proyecto de "Recuperación de oficios perdidos". Estos galardones son de carácter honorífico, sin dotación económica, y consisten en una escultura del artista Francisco Rallo Lahoz.

El alcalde de Lituénigo, Julián Martínez, mostró su satisfacción ante este galardón, y dijo que se trata del "reconocimiento al trabajo de estos cuatro años, a una actividad que está bastante bien y que no se ve en otros sitios", ya que en esta Feria "prácticamente no se vende nada sino que mostramos lo que hacemos, y pueden verse, por ejemplo, herraduras recién hechas, algo que no es muy habitual".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies