"María, en el Misterio de la Pasión" recrea en 92 piezas la vinculación de la Virgen a la Pasión de Cristo

 

"María, en el Misterio de la Pasión" recrea en 92 piezas la vinculación de la Virgen a la Pasión de Cristo

Actualizado 15/02/2006 14:45:28 CET

ZARAGOZA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El incomparable marco de La Lonja de Zaragoza muestra desde mañana y hasta el 19 de marzo la exposición mariana "María, en el Misterio de la Pasión", una recreación de la vinculación de la Virgen a la Pasión de Cristo a través de 92 piezas procedentes de instituciones eclesiásticas, civiles y colecciones privadas de Zaragoza capital muchas veces difíciles de contemplar.

La muestra, organizada por la Junta Coordinadora de Cofradías de Semana Santa de Zaragoza, con la colaboración del Ayuntamiento y con el patrocinio de Ibercaja, nace con motivo de la celebración en Zaragoza, entre los días 23 y 26 de febrero, del V Congreso Nacional de Cofradías de Semana Santa. Bajo el tema "La Virgen y la Pasión", en él se darán cita alrededor de 200 congresistas procedentes de todo el país. Zaragoza recoge la antorcha de este Congreso tras celebrarse en Zamora, León, Córdoba y Salamanca.

"María, en el Misterio de la Pasión" muestra pinturas, esculturas, tapices o piezas de orfebrería de importante interés artístico y eclesial, enmarcadas todas ellas en la dinámica 'fe-cultura'. Salvo una Cruz de Plata del Burgo de Ebro y un portapaz de marfil de Pina de Ebro, todas ellas proceden de Zaragoza capital tras una ardua labor de búsqueda de las mismas que se ha prolongado durante más de dos años. Con ellas se pretende poner de manifiesto el destacado papel desempeñado por la Virgen en el misterio redentor de Cristo.

Entre las piezas de esta exposición destaca la escultura "La Profecía de Simeón", procedente de la Iglesia del Real Seminario de San Carlos; el "Retablo dedicado a la vida de la Virgen", del Museo de Zaragoza; el "Tapiz de la Pasión de Cristo", de la Colección Ibercaja; "Nuestra Señora de los Dolores" y "Santo Cristo de la Cama", de la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal; o "Lamentaciones sobre Cristo Muerto", de una colección particular.

Al acto de presentación de la exposición ha asistido la teniente de Alcalde de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Rosa Borraz, quien destacó la dificultad para poder contemplar las piezas al proceder la mayoría de ellas de colecciones privadas o no ser visitables de forma habitual.

Se trata así de una oportunidad única de que Zaragoza, como ciudad mariana, "enseñe su rico patrimonio cultural y artístico", según destacó por su parte el presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías de la Semana Santa de Zaragoza, Pedro José Hernández.

El responsable de la Obra Social y Cultural de Ibercaja, Román Alcalá, subrayó el interés creciente que despierta en España la celebración de la Semana Santa, que además de recoger una serie de sentimientos y actos religiosos "también la convierten en un motivo de atracción". Con esta exposición, dijo, "salen a la luz valores artísticos y desconocidos para creyentes o no creyentes, amantes o no de la Semana Santa, pero en definitiva amantes de la cultura".

Por último, el comisario de la muestra, Wifredo Rincón, puso de manifiesto que la mayoría de las piezas son desconocidas. El propio Rincón, durante más de dos años, ha llegado a visitar casas privadas donde se alojaban gran parte de estas piezas para ahora mostrarlas al público en general.

CINCO BLOQUES

La exposición se ha concebido en cinco bloques distintos pero perfectamente cohesionados, que permiten al espectador seguir el proceso de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

En el primero de ellos, "María, la Mujer elegida", una serie de pinturas y esculturas, sirven para centrar la adecuada comprensión de este singular título teológico, representándola como a la Virgen de la Esperanza o de la Expectación, en los momentos gozosos de su vida: el Nacimiento de Jesús, las adoraciones de los pastores y de los Reyes o la Sagrada Familia, hasta concluir con la Inmaculada Concepción.

En el segundo bloque, "María, Testigo de la Pasión", se recoge la presencia de María junto a Cristo, en tres momentos consecutivos: 'Testigo en el camino', la marcha por la calle de la Amargura hacia el lugar del suplicio; 'Testigo en el calvario', donde permanece al pie de la cruz de su hijo y donde se convertirá en Madre de la humanidad; y, por último, 'Testigo en la despedida', en los dolorosos momentos del Descendimiento de la cruz, Virgen de la Piedad, de las lamentaciones sobre Cristo muerto y del Santo Entierro.

Un tercer bloque, 'María, en Soledad', nos habla de la tensión vital de quien confía, a pesar del dolor, en las palabras del Hijo, y nos lleva hacia el cuarto bloque que se titula 'María, Testigo de la Esperanza', que culmina con la Resurreción de Cristo.

Por último, el quinto bloque se titula 'María, Madre de la Iglesia', y presenta a la Virgen presente en Pentecostés en el momento de la Venida del Espíritu Santo; en su Venida en carne mortal a Zaragoza para confortar a Santiago en su misión apostólica, rodeado de sus primeros discípulos, o en el momento de la Coronación por la Santísima Trinidad tras ser asunta a los cielos.


La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies