El Mercado Medieval de las Tres Culturas acogerá una selección de los mejores cien puestos de artesanos

Actualizado 18/09/2008 16:52:51 CET

ZARAGOZA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Mercado Medieval de las Tres Culturas, que este año celebra su décima edición, se desarrollará los días 19, 20 y 21 de septiembre, en el Casco Histórico de la ciudad, en los alrededores de la Plaza San Bruno y Catedral de La Seo (declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001), donde se instalarán los algo más de 100 puestos artesanos, artísticos y de alimentación, seleccionados entre los mejores de los cerca de 300 que se presentaron a esta convocatoria, explicó en rueda de prensa el consejero municipal de Infraestructuras y Participación Ciudadana, Antonio Becerril.

Esta X edición contará con 55 puestos de artesanía artística (tejedores, orfebres, escribanos, repujadores de cuero y de metales, ceramistas, cestería, talla de madera, jabones, soplado de vidrio, confección de trajes tradicionales, juguetería, zapateros, encuadernadores, miniaturistas y grabadores).

Otros 50 puestos estarán dedicados a la artesanía alimentaria (quesos, embutidos, miel, mermeladas, salazones, patés, repostería, especias, aceitunas, frutos secos y una amplia variedad de tipos de pan). Además, habrá tabernas medievales y áreas de restauración (creperías, sidrería, haimas árabe y bereber, coctelería y zumos de frutas), hasta un total de 12 puestos.

"Siempre es un éxito el Mercado Medieval y en esta nueva edición hemos querido introducir un poco más de calidad e innovación en su contenido en colaboración con la Junta Municipal del Casco Histórico", ha manifestado Becerril, quien igualmente ha hecho una invitación "para que todos los vecinos de Zaragoza, Aragón y quienes visiten la ciudad, llenen las calles este fin de semana del Mercado Medieval".

La ambientación en época medieval pretende ser algo más que un mercado por lo que se convierte en un escenario con una cuidada decoración en el que los visitantes se "retrotraigan" a siglos pasados y convivan con la cultura, judía, árabe y cristiana, cada una con su espacio físico.

Por su parte, el presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, José Manuel Alonso, subrayó que este acontecimiento anual "profundiza en las tres culturas" y le confiere tres características. Una de ellas es el aspecto lúdico, ya que el Mercado Medieval está concebido para que la "gente se divierta y disfrute de las actividades".

Además es un evento "cultural-educativo" porque produce una inmersión en un mercado del siglo XIII y finalmente citó que se trata de una iniciativa de "ética política porque procura la enseñanza de las tres cultural y que hoy seguimos viviendo y envía un mensaje del pasado al presente de cómo convivir con nuestros vecinos".

ACTIVIDADES

Dentro de la programación de actividades del Mercado Medieval, en el puesto de cetrería los visitantes podrán ver halcones, búhos, águilas y lechuzas en reposo y en exhibiciones por la Plaza de la Seo.

Otras actividades que recrean la edad medieval son los talleres en vivo que se realizarán durante los tres días de duración del Mercado de las Tres Culturas, y que mostrarán oficios con herramientas tradicionales como la cestería tradicional aragonesa, moldeado de vidrio, talla de madera, destilado de esencias, y a artesanos como los repujadores de cuero, escribanos, impresores, tejedoras y orfebres, entre otros.

Además, a lo largo de de cada jornada se llevarán a cabo diferentes pasacalles y apariciones de personajes, en las que nos podremos encontrar por todos los rincones del Mercado con el fakir 'Johnny el Guapo', las acrobacias del dueto Russian Circus, las farsas y cuentacuentos de Ball de San Vito y la muestra de música tradicional aragonesa con Dulzaineros del Bajo Aragón.

En el escenario se desarrollarán animaciones y teatro infantil para cerrar la programación por la noche, con un concierto, el viernes y el domingo con la Trova de la Taranta, de Ball de San Vito, y el sábado tendrá lugar la actuación de los Dulzaineros del Bajo Aragón.

Igualmente, y de manera permanente, a los más pequeños se les dedicará el rincón infantil, en el que dos monitores guiarán a los niños por los juegos tradicionales expuestos.

Todos los interesados podrán pasear y visitar este Mercado Medieval desde las 11.00 horas de la mañana hasta las 24,00 horas, con un paréntesis al mediodía para comer. El acceso puede realizarse por la Plaza de La Seo, la calle Palafox o la calle Arcedianos.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies