Fapas califica de "timo de la estampita" la gestión de las Reservas de la Biosfera de Asturias

Un cazador furtivo en Asturias
FAPAS
Publicado 14/03/2018 18:07:13CET

Hartasánchez pone como ejemplo la recogida de perros muertos por envenenamiento sin ningún tipo de protocolo

OVIEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), Roberto Hartasánchez, ha mostrado este miércoles su indignación tras ver el último boletín del Comité Español del programa Hombre y Biosfera (MAB) y de la Red Española de Reservas de la Biosfera, donde se presenta como ejemplo de éxito las experiencias de las Reservas de la Biosfera de Asturias.

Lejos de esa versión, Hartasánchez, ha dicho que la gestión de las Reservas, que corresponde al Principado de Asturias, es un auténtico "timo de la estampita".

En declaraciones a Europa Press, ha dicho que la realidad es muy diferente de la que lo que presentan las instituciones y los altos cargos de las administraciones. Así, ha lamentado la continua presencia de cazadores furtivos en zonas protegidas asturianas, la muerte de animales por envenenamiento en espacios por donde suelen pasear los osos, la destrucción de plantas en Somiedo, o los incendios forestales que sufren esas zonas.

Según Hartasánchez, tras las fotografías que divulgan los organismos oficiales, con magníficos paisajes, se esconde, en realidad, un "fracaso conservacionista". Lo peor, advierte Hartasánchez, es que es un modelo de gestión apoyado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Para demostrar sus argumentos, Hartasánchez ha aportado diferentes fotografías de los episodios que denuncia públicamente, como una de un lobo abatido por furtivos, o de cazadores ilegales captados por cámaras de Fapas.

PERROS ENVENENADOS

En otra de las fotografías se puede ver los cuerpos de perros que habrían muerto envenenados en una de las zonas protegidas, habitual de paso para osos.

Hartasánchez ha explicado que este episodio se produjo el año pasado y ha criticado la actuación de la Administración regional. Así, ha dicho que decidieron llamar al 112 Asturias tras hallar los perros muertos.

"Pudimos comprobar que eran recogidos por funcionarios de la Administración de Asturias sin la aplicación de ningún protocolo de control de venenos", ha lamentado. Los animales, ha añadido, fueron introducidos en sacos de pienso, lo que supone una "contaminación de la prueba de un posible delito".

"Y lo que es más preocupante, ocultando a otras autoridades la localización de los perros presuntamente envenenados, localizados en una zona donde ya había habido sucesos de especies protegidas muertas por envenenamiento intencionado", ha añadido Hartasánchez.

CIERVO DECAPITADO

En otra de las fotografías se puede ver a un gran ejemplar de ciervo, herido junto a un río, sangrando. Hartasánchez ha explicado que lo localizaron en septiembre y que llamaron al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), quienes notificaron lo ocurrido al Principado.

Siempre según la versión de Hartasánchez, lo que habrían contestado desde la Guardería es que el animal no estaba herido por culpa de furtivos, sino que era un animal ya viejo, que estaba practicamente destrozado. "Sólo hay que mirar la fotografía para ver que eso no era verdad", señala.

Cuando volvieron desde Fapas a ver lo que había pasado con el animal, sabedores de que habían ido ya al lugar guardas, vieron al ciervo ya decapitado. "Los guardas se llevaron el trofeo, es tremendo", ha lamentado. "Ese es el 'día a día' de las Reservas de la Biosfera de Asturias, muy lejos de la amable lectura de un Boletín que desde el Ministerio de Medio Ambiente trata de hacer llegar al ciudadano una imagen idílica de la gestión de estos espacios", ha zanjado.

ASTURIAS RURAL ofrecido por