El Principado refuerza los controles sobre piensos y alimentos para garantizar la protección de la salud

Reunión consejo Calidad alimentaria
GOBIERNO DE ASTURIAS
Publicado 11/07/2018 19:01:39CET

OVIEDO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El II Plan Coordinado de Control de la Cadena Alimentaria 2018-2020 permitirá al Principado reforzar los controles sobre los alimentos y los piensos que se comercializan, desde la producción primaria hasta el consumo. El documento, cuya finalidad es mejorar la protección de la salud y los intereses de los consumidores, contribuye a reforzar los mecanismos de cooperación y coordinación entre administraciones.

Según ha informado el Principado en nota de prensa, el texto recoge las líneas generales de actuación del Gobierno de Asturias en materia de seguridad y calidad alimentaria para los próximos años e incorpora las políticas y estrategias autonómicas en este ámbito. Además, adapta a la realidad asturiana las directrices establecidas a nivel europeo y las previstas en el III Plan Nacional del Control de la Cadena Alimentaria de España 2016-2020.

El plan fija los controles y mecanismos necesarios para verificar el cumplimiento de la legislación relacionada con los alimentos, los piensos, la sanidad animal y vegetal, el bienestar de los animales, la gestión de subproductos de animales no destinados al consumo humano, la calidad comercial de los alimentos y la calidad diferenciada, así como la agricultura ecológica. También incorpora actuaciones encaminadas a la promoción de la salud y el fomento de hábitos saludables, además de actividades de formación de los consumidores sobre temas alimentación.

En la elaboración del documento han participado todos los organismos y entidades dependientes de las consejerías de Sanidad y Desarrollo Rural y Recursos Naturales que intervienen, directa o indirectamente, en la seguridad y calidad de los alimentos y los piensos en Asturias.

UN CENSO DE 12.000 EMPRESAS ALIMENTARIAS

En el Principado existen más de 12.000 empresas alimentarias --incluidos comercios minoristas y hostelería y restauración--, de las que más del 90% son microempresas. Estas firmas dan trabajo a más de 50.000 personas, lo que supone, aproximadamente, el 25% del empleo regional.

Se trata de uno de los sectores más importantes de la comunidad, junto con los servicios y la industria, y genera un volumen de negocio próximo a los 2.000 millones. Esto supone el 14% de las ventas de la industria asturiana y, a nivel nacional, el 2% de las ventas de la industria alimentaria.

El nuevo plan ha sido uno de los asuntos analizados por el Consejo de Calidad y Seguridad Alimentaria, que este miércoles ha celebrado su reunión constitutiva. Este órgano colegiado de participación, asesoramiento y consulta está integrado por representantes de todos los sectores de la cadena alimentaria y las autoridades encargadas de su control.

También se han presentado al consejo los primeros datos de evaluación del I Plan Coordinado 2015, que recoge que se sometieron a controles 46.712 operadores de la cadena alimentaria. De ellos, 10.102 fueron empresas alimentarias sobre las que se efectuaron 13.120 inspecciones oficiales y se tomaron 1.039 muestras para su análisis en el laboratorio.

ASTURIAS RURAL ofrecido por