El centro europeo de soft computing de Mieres prevé autofinanciarse a medio plazo

 

El centro europeo de soft computing de Mieres prevé autofinanciarse a medio plazo

Actualizado 22/01/2007 20:19:19 CET

MIERES, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El centro europeo de soft computing del campus de Barredo, en Mieres, tiene como objetivo a medio plazo autofinanciarse, según anunciaron hoy su director general, Luis Magdalena, y su gerente, Antonio Álvarez Pinilla, que señaló que la idea es que el equipamiento "genere recursos propios para poder cubrir sus gastos de funcionamiento" en un porcentaje que debería ir aumentando cada ejercicio ya que "pensar en autofinanciarnos al 100 por cien a medio plazo sería utópico".

No obstante, Álvarez Pinilla dejó claro que el centro europeo puede alcanzar este objetivo porque "ya tenemos encima de la mesa realidades" a pesar de que el primer investigador entró a trabajar en el mes de abril. Por el momento, este equipamiento de referencia cuenta con un proyecto nacional de I+D+i sobre registrado de imágenes médicas y también ha presentado dos propuestas para proyectos europeos, algo que es "muy positivo".

Además, entre otros proyectos del centro, que cuenta en su comité científico con figuras de la inteligencia artificial como Lofti Zadeh o Enric Trillas, también destaca la organización de foros tecnológicos con diferentes sectores empresariales con el objetivo de acercar el centro a las empresas.

El primero de ellos tendrá lugar en el campus de Barredo el próximo día 31 de enero y se centrará en el sector de la automoción, aunque ya están previstas otras citas relativas a otros sectores como el agroalimentario, por ejemplo.

El objetivo del centro es organizar cuatro foros tecnológicos al año aunque "dependerá de cómo vayan las cosas". Además, también se prevé la organización de un curso de verano internacional y de otra serie de actividades que potenciarán "un centro que pretende ser muy dinámico", advirtió Álvarez, que señaló que en la actualidad trabajan en el centro 17 personas, diez de ellas investigadores aunque el objetivo es que a finales de este año se duplique la plantilla.

El director general del centro, por su parte, hizo especial hincapié en el trabajo investigador que realiza este equipamiento, que tiene abiertas en este momento cuatro unidades de investigación, que se centran en análisis inteligentes de datos, en aplicación de la lógica difusa, la computación cognitiva y los fundamentos del soft computing. Además, se prevé abrir una nueva unidad en las próximas semanas.

Magdalena recordó que el soft computing es un conjunto de técnicas dirigidas a resolver problemas reales imitando la forma en que lo hace el ser humano y que se trata de unas técnicas que tienen multitud de aplicaciones en la vida diaria por lo que aseguró que "queremos que nuestras investigaciones no se queden en un cajón, queremos que salgan y redunden en beneficio de todos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies