Cinco queserías de Cabrales implantarán en tres meses un sistema de radiofrecuencia para controlar la producción

Actualizado 10/05/2007 17:58:37 CET

GIJÓN, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Trazabilidad en el queso de cabrales basado en la tecnología RFID (Identificación por Radio Frecuencia)' se pondrá en marcha de forma experimental en cinco queserías, la mayor parte del concejo que da nombre al típico producto asturiano, en el plazo de tres meses. El proyecto ya está desarrollado al 50 por ciento, según explicó hoy uno de los químicos de la empresa encargada del software, Héctor Álvarez, en las jornadas sobre RFID inauguradas en el campus universitario de Viesques, en Gijón.

La iniciativa, llevada a cabo por el Laboratorio Interprofesional Lechero y Agroalimentario de Asturias (LILA Asturias) y el Centro Tecnológico de la Universidad de Dortmund (Alemania), permitirá controlar todas las fases del producto, desde su elaboración hasta su distribución y venta.

Según Álvarez, se trata de un proyecto "ambicioso" encaminado a mejorar todas las fases de control de la producción, especialmente en un sector con productores en queserías generalmente pequeñas y familiares.

Entre otras aplicaciones, como la comprobación del cumplimiento de las obligaciones legales, permite retirar un producto del mercado con mayor facilidad en caso de intoxicación alimentaria, al tener controlado su lugar de venta o el lote al que pertenece.

En la etiqueta, el cliente dispondrá de las misma información escrita que hasta ahora, aunque podrá consultar otros datos a través de la Red. "Se minimizan los errores en la transcripción de datos", indicó Álvarez.

En algunos casos, será el productor el que deba aportar información al aparato para que quede registrada, y en otras el sistema incluye los datos automáticamente, como cuándo se pasa de la fase de salado a secado del queso. El productor deberá para ello contar con un terminal industrial para la captación de datos, un ordenador y como mínimo un lector RFID.

Gracias a esta experiencia, Asturias lidera el proyecto europeo ESTIIC (Fomento del uso de la tecnología, la innovación y la sociedad de la información a favor de la competitividad), a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa). En el citado proyecto participan también Cantabria, el Sureste de Irlanda y Renania del Norte-Westfalia (Alemania).

El proyecto del queso Cabrales fue expuesto esta mañana en las jornadas de RFID, que tienen lugar en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, y que reunieron a unas 200 personas, especializadas en la materia, de España y parte de Europa.

El acto inaugural contó con la presencia del director del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA), Víctor González Marroquín, el viceconsejero de Ciencia y Tecnología, Herminio Sastre, el vicerrector de Investigación y Relaciones con las Empresas de la Universidad de Oviedo, Pedro Sánchez Lazo, y el concejal de Promoción Económica, José María Pérez, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies