El Hospital de Cabueñes invertirá 300.000 euros en el sistema de identificación de pacientes por radiofrecuencia

Actualizado 10/05/2007 17:05:30 CET

La identificación en Urgencias de pacientes por Radio Frecuencia, con 300.000 euros de coste, se extenderá a quirófanos El sistema que permitirá conocer todos los datos de los enfermos, cuyo programa piloto comenzará en menos de dos meses en el hospital de Cabueñes, es pionero en Europa

GIJÓN, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El hospital de Cabueñes pondrá en marcha en menos de dos meses un programa piloto de identificación de pacientes a través de un sistema de Radio Frecuencia en el área de Urgencias, cuyo coste asciende a 300.000 euros. El proyecto, pionero en Europa y con sólo alguna experiencia en la sanidad privada en EEUU, está previsto extenderlo al área de quirófanos en una segunda fase, confirmó el gerente de Treelogic RFID, José Ángel Blanco, antes de explicar el sistema en las jornadas sobre Identificación por Radio Frecuencia (RFID) inauguradas hoy en el campus de Viesques.

Blanco explicó que el 'software' desarrollado por su empresa permitirá que cuando un paciente llega a Urgencias se le pueda hacer un seguimiento a tiempo real, no sólo de dónde esta sino los análisis o pruebas que se le han hecho o las que se deben practicar. Todo ello servirá, según él, para reducir los tiempos de espera en Urgencias.

A cada enfermo se le pegará en la pulsera de identificación habitual una etiqueta con el chip. A este respecto, apuntó que en 2006 Cabueñes tuvo 110.000 pacientes.

La información servirá tanto para el equipo médico, que dispondrá de una PDA donde se comprueba la información, como para los acompañantes del paciente, que a través de unas pantallas LCD situadas en la sala de espera o atriles específicos, podrá conocer estos datos, que se mostrarán con un código cifrado para proteger la identidad del enfermo.

Asimismo, se pondrá en marcha en un mes una experiencia piloto para comprobar el buen funcionamiento, antes de aplicarlo en su totalidad en Urgencias, en mes y medio o dos meses. En esta primera fase se instalarán 8 dispositivos, mientras que en una segunda, cuando se extienda el proyecto a los quirófanos, se pondrán 18.

Las jornadas, que tienen lugar en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, reunieron a unas 200 personas, especializadas en la materia, de España y parte de Europa. En la feria también se pueden asistir a casos prácticos de la aplicación de esta tecnología, con la presentación de proyectos por parte de empresas de España, Irlanda y Alemania.

SUSTITUTO DEL CÓDIGO DE BARRAS

El acto inaugural contó con la presencia del director del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA), Víctor González Marroquín, el viceconsejero de Ciencia y Tecnología, Herminio Sastre, el vicerrector de Investigación y Relaciones con las Empresas de la Universidad de Oviedo, Pedro Sánchez Lazo, y el concejal de Promoción Económica, José María Pérez, entre otros.

La tecnología RFID se aplica en diversos ámbitos y está llamada a sustituir a los códigos de barras. Gracias a ella se puede controlar todo el proceso de elaboración y distribución de un producto, el mantenimiento de equipamiento o incluso controlar el ganado, desde donde está hasta qué comió o bebió.

Según Sastre, que habló así antes de la inauguración de las jornadas, en Asturias hay dos empresas en concreto relacionadas con este sistema, por un lado MBA, que usa estos 'chip' para controlar el almacenamiento de los productos farmacéuticos que vende y Felguera T.I., que desarrolla y distribuye esta tecnología.

A juicio del viceconsejero, jornadas como estas son importantes para dar a conocer estas tecnologías y sus posibles aplicaciones e intentar a que las empresas asturianas las incorporen, de cara a aumentar la competitividad.

Asimismo, Sastre resaltó dos organizaciones dedicadas a la investigación de las Tecnologías de Información y Comunicación, la Fundación Prodintec y CTIC. Ambas, según el viceconsejero, demandan más espacio para desarrollar su actividad. Por este motivo, Sastre adelantó que el Gobierno regional estudiará la próxima legislatura, en el caso de ganar las elecciones el PSOE, la construcción de un nuevo edificio para estas organizaciones.

Por su parte, el concejal de Promoción Económica destacó la labor de la Fundación Prodintec en la introducción de las TIC en las Pymes asturianas, que favorece el incremento de la competitividad y las posibilidades de internacionalización o exportación.

Pérez indicó que el volumen de negocio de las empresas ubicadas en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón alcanza un total de 180 millones de euros, una cifra que equivale al 50 por ciento de los recursos que genera la actividad turística.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies