El abogado de la familia del bombero fallecido en Uría 58 admite estar "sorprendido" por el escrito del fiscal

Incendio en la calle Uría de Oviedo.
EUROPA PRESS
Publicado 26/04/2017 17:47:29CET

OVIEDO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Francisco Pérez, el abogado de la familia del bombero fallecido en abril de 2016 (Eloy Palacio) en el incendio de un edificio en el número 58 de la calle Uría de Oviedo, ha admitido este miércoles que le ha "sorprendido" los términos del escrito del fiscal que ha dirigido al juzgado en el que considera que el nuevo informe de la Policía Científica no es suficiente para reabrir la causa penal. La decisión final sigue en manos de la juez del juzgado número 2 de Oviedo.

El fiscal, Enrique Valdés-Solís, llega a decir que el nuevo informe policial contiene unas conclusiones, en materia de gestión del incendio, que no están basadas en actuaciones periciales, sino que son de carácter personal.

Esta afirmación causa cierta perplejidad a Francisco Pérez, quien ha recordado que la Policía Científica ha estado trabajando cerca de un año para elaborar un extenso informe, un dictamen y las pertinentes conclusiones. El trabajo, ha afirmado el abogado de la familia de Eloy Palacio, incluye elementos "objetivos" y "nuevos" que deberían tenerse en cuenta e investigarse.

"No se está hablando de acusar a nadie en este momento, simplemente lo que se está solicitando es que se investigue para ver si, con los nuevos elementos que hay encima de la mesa, se pueden derivar consecuencias penales", ha explicado a preguntas de Europa Press.

Por ello, ha insistido en que el motivo de la familia de solicitar que se reabra la causa penal no es un empecinamiento, sino que supone respetar la memoria del fallecido y aclarar los errores que hayan podido producirse para que no vuelvan a suceder. También se podrá escuchar a los policías que han elaborado el informe, pero siempre que se opte por reabrir la investigación.

Como ejemplo de los datos nuevos que aporta el informe de la Policía Científica, Francisco Pérez se ha referido al minutado exacto sobre el tiempo de 18 minutos en los que no se respeta la orden de ataque exterior. "A la vista del informe, considero que existen motivos de sobra para reabrir la causa penal e investigar lo ocurrido", ha indicado.

El extenso informe de la Policía Científica, que trascendió a comienzos de este mes de abril, concluyó que existió en las labores de extinción una falta de supervisión adecuada del dispositivo llevado a cabo por los bomberos y que no se hizo una valoración adecuada del riesgo de colapso de la estructura.

El trabajo policial también detalla que la falta de abastecimiento adecuado de agua, en hidrantes y bocas de riego, fue uno de los factores que condicionó las labores de extinción del fatal incendio producido el 7 de abril de 2016.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies