AEGC alerta del envejecido parque automovilístico de la Guardia Civil, sobre todo en el suroccidente de Asturias

Ultimo coche que ha llegado a San Antolín
AEGC
Publicado 20/08/2018 9:54:22CET

OVIEDO, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Guardias Civiles se ha referido este lunes al envejecido parque automovilístico de la Guardia Civil, un problema que, afirman, afecta a las dos comandancias que hay en Asturias, la de Oviedo y la de Gijón.

La peor parte, señalan a través de una nota de prensa, la llevan los puestos del suroccidente de Asturias, con unos vehículos que han llegado recientemente y que no corresponden a las necesidades. Se trata de coches con más de 200.000 kilómetros y que no son apropiados para ese terreno.

Esta circunstancia, alertan, afecta a la hora de prestar un servicio eficiente y con todas las garantías de seguridad, especialmente en esos puestos pequeños del suroccidente Asturiano.

Como ejemplo se han referido al puesto de San Antolín de Ibias, con una demarcación de alta montaña, donde su comunicación con el resto de unidades obliga a tener que superar dos puertos, uno de 1.100 metros y otro de 1.315 metros, lo que el tiempo de respuesta es superior a la hora para recorrer solo 50 kilómetros.

Para prestar el servicio ese puesto solamente dispone de un Nissan Pathfinder largo que no se ajusta a la orografía del terreno ya que impide o limita los accesos por pistas y accesos a poblaciones de la demarcación por ser demasiado grande y ver su maniobrabilidad reducida. El otro vehículo que se disponía hasta las fecha, era un Nissan Xtrail, que tampoco se ajustaba a las inclemencias meteorológicas, ni a la orografía de la demarcación, según AEGC.

Explicaron el problema a los mandos. Sin embargo, para sorpresa de la asociación, han visto que han retirado el Xtrail y han adjudicado al puesto un turismo Peugeot 306 con 230.000 kilómetros que ademást tiene mampara para detenidos, cuando su labor se centra en la prevención de incendios forestales en verano y en los auxilios en el invierno debido a las nevadas y fuertes heladas.

"Un despropósito total y una falta de respeto no sólo para los siete guardias civiles del puesto sino para todos los vecinos de su demarcación, porque no sólo no han dado respuesta a las necesidades sino que en el colmo de la improvisación les quitan un todoterreno que, aunque mal, les permitía moverse en medio de las nevadas, y les envían un utilitario para detenidos cuando en su demarcación no lo necesitan", han lamentado desde AEGC.

Han avisado que lo que ocurre en este puesto es sólo un ejemplo de lo que está pasando con el material automovilístico en la Guardia Civil por eso desde AEGC demandamos que se realicen las adjudicaciones de conformidad con la orografía de la demarcación y acorde a los servicios que se prestan.