La Aemet prevé un verano normal en Asturias, a pesar de las altas temperaturas de estos días

El delegado de la AEMET en Asturias, Manuel Antonio Mora
EUROPA PRESS
Publicado 21/06/2017 13:01:16CET

El calor de estos días "no ha sido nada excepcional" según la Aemet

OVIEDO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé un verano normal en Asturias, a pesar de las altas temperaturas registradas estos últimos días en el Principado, con máximas que alcanzarán este miércoles los 36 grados en la zona central y los valles mineros.

El delegado de la Aemet en Asturias, Manuel Antonio Mora, ha explicado en rueda de prensa que las temperaturas de estos días no vaticinan un verano cálido, sino que se esperan valores dentro de la normalidad. De hecho, mañana ya se producirá un descenso notable de las temperaturas, con hasta ocho grados menos en algunas zonas y Asturias recuperará la normalidad con máximas de entre 20 y 22 grados.

La Agencia prevé que en los próximos días, al menos hasta el martes, se produzcan precipitaciones en el Principado, terminando así el episodio de temperaturas altas. En lo referido al resto del verano Mora ha afirmado que no se aprecian "anomalías" que hagan pensar que será un verano "lluvioso, seco, cálido o frío" aunque hay un 50 por ciento de probabilidad de que sea cálido.

No obstante, sí se aprecia la probabilidad de que las temperaturas que se registren hasta el 22 de septiembre sean más elevadas de lo habitual, mientras que respecto a las precipitaciones "no se aprecia ninguna tendencia clara" y se espera que sea un trimestre más soleado con una media de siete días de lluvia al mes.

PRIMAVERA MUY CÁLIDA Y SECA

Respecto al balance de la estación que hoy ha terminado, Mora ha afirmado que la primavera ha sido muy cálida y seca, con temperaturas 1,6 grados más elevadas de lo habitual, y con 221 litros por metro cuadrado, lo que supone dos tercios de lo registrado habitualmente entre marzo y mayo. Por zonas, el oriente se ha llevado la peor parte, conun resultado primaveral "muy seco" mientras que en el occidente el balance ha sido "seco".

Desglosado por meses, el de marzo ha sido un mes normal aunque se han registrado aumentos de 0,9 grados de media en las temperaturas y un descenso de algo más del 15 por ciento. Por su parte, abril ha sido un mes más cálido de lo habitual y seco y mayo ha sido un mes "muy cálido".

Del quinto mes del año Mora ha destacado la elevada actividad eléctrica, con quince días de tormentas que dejaron un total de 6.099 descargas en Asturias.

Respecto a los valores extremos, el delegado de la Aemet en Asturias ha destacado las heladas tardías registradas el 28 de abril con 0,2 grados en Gijón, y los 6,5 grados bajo cero registrados el 24 de marzo en Degaña. La temperatura más alta de la primavera se registró en Amieva el 25 de mayo, con una máxima de 33,9 grados centígrados.

Se trata de la sexta primavera más cálida desde que comenzaron los registros en 1981 y la más seca de los últimos cuatro años. No obstante, Mora ha llamado a la cautela a la hora de hablar de sequía o de ola de calor y ha descartado que los valores registrados estos meses y en especial los de junio, marquen tendencia a largo plazo.

Además ha descartado que exista una "ola de calor" propiamente dicha en Asturias, ya que han sido dos días de altas temperaturas y "no ha sido nada excepcional". "No se ha superado ningún registro", ha insistido, para después evidenciar el déficit de precipitaciones de entre el 25 y el 30 por ciento que se está registrando en el año hidrológico, iniciado en octubre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies