Los alcaldes asturianos brindan en el fin de año deseando una nueva financiación local

Actualizado 29/12/2009 16:05:24 CET

Pilar Varela (Avilés) exige respeto para el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer

OVIEDO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los alcaldes asturianos de Oviedo, Gijón y Avilés, Gabino de Lorenzo (PP), Paz Fernández Felgueroso (PSOE) y Pilar Varela (PSOE) respectivamente, protagonizaron hoy en Oviedo el tradicional brindis de fin de año, en el que aprovecharon para manifestar su deseo de que en 2010 se resuelva por fin el nuevo modelo de financiación para los municipios.

Al acto, que se celebró en la Plaza de Trascorrales, acudieron los primeros ediles de otros diez municipios, así como el alcalde de Valdés y presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Juan Fernández Pereiro.

De Lorenzo fue el primero en intervenir, insistiendo en que las alcaldesas de Gijón y Avilés estaban "bellísimas". El alcalde dijo que 2009 fue un año áspero en las relaciones entre los distintos municipios, algo que achacó a la falta de recursos. "Donde no hay panchón todos riñen y todos tienen razón", fue el refrán que utilizó el alcalde para explicar lo sucedido.

Señaló que los ayuntamientos han sido las administraciones "pobres" en los últimos años, independientemente del partido que gobernase en España, y que la crisis ha afectado de forma especial a los municipios. "Las cosas no van y es el momento en el que alguien nos escuche", dijo.

La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, también dijo que el año había sido difícil e insistió en la necesidad del nuevo modelo de financiación local. Explicó que, según los trabajos en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), existirá un texto consensuado entre PSOE y PP para modificar la Ley de Régimen Local en el primer trimestre de 2010. Posteriormente, en el segundo trimestres, dijo que llegará la añorada financiación local. "La cuestión no puede esperar más", subrayó.

Pero aparte de los problemas "significativos e importantes" que sufren los ayuntamientos, Felgueroso puso en valor el Plan E puesto en marcha por el Gobierno de España y que ha repercutido en inversiones en los municipios.

En la misma línea, la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, reconoció las dificultades que atraviesan las administraciones locales, pero subrayó el instrumento que ha puesto en marcha la Administración central y recordó que el Gobierno del Principado de Asturias iniciará también su propio Plan 'A'.

NIEMEYER

Pero la alcaldesa de Avilés quiso aprovechar la ocasión y la presencia del alcalde de Oviedo, para exigir respeto para el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Aludía así a las críticas que De Lorenzo ha realizado en relación al proyecto.

Pilar Varela argumentó que ella sentía los proyectos de otras administraciones locales como suyos. Apeló así a la "cooperación" y "colaboración" necesaria entre los distintos municipios. Tras la intervención de Varela y justo antes del brindis entre los alcaldes, De Lorenzo dijo antes de levantar la copa "Ese Niemeyer; lo que es bueno para Avilés es bueno para Asturias".

BROMAS Y REGALOS

La presencia de los alcaldes no estuvo exenta de bromas, en un ambiente distendido. Ante el retraso de los alcaldes de Mieres, Langreo y Llanera, Paz Fernández Felgueroso bromeó con Gabino de Lorenzo y le dijo: "Será que no han podido romper el cerco a Oviedo".

También se intercambiaron unos regalos. La alcaldesa de Avilés obsequió a sus dos homólogos con dos réplicas de foca elaboradas por la escuela de cerámica, como símbolo de buena suerte. Felgueroso regaló una tarta con alusiones a la capitalidad y al alcalde de Oviedo una viñeta gráfica simulando el próximo lanzamiento de una película con el título 'Amatar' en la que aparecía en un lado su rostro y en otro el de Lorenzo.

Llegó el turno al alcalde de Oviedo, quien preguntó a las alcaldesas qué animal simboliza mejor la paz. "La gaviota no; la paloma", respondió rápidamente Paz Fernández Felgueroso. Los tres ediles cogieron una paloma cada uno que soltaron fuera y los animales salieron volando.