Areces apuesta por que el Medio Ambiente sea "una seña de identidad" de Asturias en su lucha contra el cambio climático

Actualizado 19/05/2008 17:59:21 CET

Areces apuesta por que el Medio Ambiente sea "una seña de identidad" de Asturias en su lucha contra el cambio climático

Los expertos alertan sobre los efectos del calentamiento

Foto de la Noticia
Foto: + Ampliar

 

   GIJÓN, 19 May. (EUROPA PRESS) -  

   El presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, animó hoy en Gijón a tener en cuenta que "los mares atesoran nuestro futuro" y que no hay tarea humana que no tenga un efecto en la biodiversidad. Por este motivo, apostó por convertir el Medio Ambiente, fuente de crecimiento a su juicio, en "una seña de identidad" de Asturias, que está en vías de ser un "gran laboratorio marino". También abogó por conocer los impactos potenciales del cambio climático sobre la región de forma que se pueda hacer un diseño de las políticas a aplicar.

   Areces, que habló así durante la inauguración del Simposium Internacional 'Efectos del Cambio Climático en los Océanos' en el recinto ferial, destacó tres iniciativas a desarrollar en Asturias en la lucha contra los efectos del cambio climático: El Centro de Estudio del Fondo Marino y el Litoral, el Sistema de Observación Costero, y el Centro de la Biodiversidad y Recursos Naturales de la Cordillera Cantábrica.

   Sobre el primero resaltó la "fuerte inversión" que supondrá, 25 millones de euros, en cuya financiación colaborará el Principado. El equipamiento, que se incorporará al Centro Oceanográfico de Gijón, fue aprobado en la tercera Conferencia de Presidentes en España. Areces auguró que será una infraestructura "singular" en el ámbito de la ciencia experimental.

   Asimismo, indicó que el calentamiento de las aguas empeora la calidad de vida del planeta y de sus habitantes, además de tener efectos sobre la pesca. A este respecto, recordó que el Principado posee una frontera biogeográfica con una plataforma de importancia marino-biológica. Como ejemplo, citó El Cachucho, que tiene una "extraordinaria biodiversidad", con 600 especies, dos de ellas nuevas para la ciencia, aunque este número podría superar la treintena.

   También resaltó el Plan de Ordenación del Litoral Asturiano (POLA), como una de las medidas de protección que ha conseguido que la región tenga la costa mejor conservada de España. Además, aludió a las cinco reservas mundiales de la biosfera que hay en Asturias y a la "gran riqueza natural" que posee la comunidad autónoma. Además, citó el Proyecto 'Marea', en el que Asturias participa dentro del diseño de una política marítima común.

   Asimismo, en el acto inaugural intervinieron además la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, el director del Centro Oceanográfico de Gijón, Luis Valdés Santurio; el secretario general de Organización de Ciencias Marinas del Pacífico Norte, Alexander Byckov; el presidente del Consejo Internacional para la Exploración del Mar, Joe Horwood; el secretario general ejecutivo de la IOC-UNESCO, Patricio Bernal; y el director general del Instituto Español de Oceanografía, Enrique Tortosa Martorell.

   Este último aludió a las "enormes presiones sociales, políticas y económicas" y también a "cierto oportunismo" en la lucha contra el cambio climático. Por ello, resaltó también la "enorme responsabilidad" de la comunidad científica a la hora de exponer a la opinión pública lo que se sabe de sus efectos y lo que es posible o no que pase.

   Asimismo, destacó que uno de los objetivos prioritarios del Gobierno es la organización de la investigación hacia acciones estratégicas, entre las que está el cambio climático. También dijo que Gijón era un Ayuntamiento "ejemplar" en toda España por su apoyo a la ciencia, la tecnología y la innovación, y alabó la profesionalidad del director del Centro Oceanográfico de Gijón.

   Bernal, por su lado, indicó que la comunidad política ya empieza a asumir el problema y se está creando una 'hoja de ruta' para atajarlo o paliar sus efectos. También aseguró que la temperatura seguirá creciendo y que habrá que enfrentarse a unos impactos "muy negativos". Es más, señaló que las predicciones hechas sobre el deshielo en el Polo Norte y en la Antártida están ocurriendo a una velocidad "más vertiginosa".

   Por otro lado, instó a completar el conocimiento científico con la aplicación de las buenas tecnologías. Para él, el reto es establecer un programa científico y que las instituciones elaboren un paquete de medidas que ayuden a adaptarse al cambio. Bernal insistió en no sólo investigar las causas sino también los impactos del cambio climático.

   Por su parte, Byckov apuntó a la necesidad urgente para mejorar la comprensión sobre los efectos del cambio climático en los océanos y agregó que este Simposium supondrá un primer intento de hacerlo. En este sentido, dijo confiar en que el congreso tenga "un gran éxito".

   En la misma línea se expresó Horwood, quien señaló que se trata de una reunión "muy relevante" para el mundo científico y dijo que cuenta con un programa "muy emocionante". Asimismo, mostró su confianza en que gracias a sus conclusiones y a las investigaciones se pueda ayudar a las comunidades marinas que se verán afectadas por el cambio climático.

   La alcaldesa de Gijón, por su parte, destacó la vinculación de Gijón con el mar y apoyó la colaboración y cooperación para la adopción de medidas. En su opinión, es preciso hallar un equilibrio entre "competitividad, sosteniblidad y protección del Medio Ambiente".

   El Simposium, al que asisten cerca de 500 personas de más de 60 países, se celebrará en Gijón hasta el próximo viernes. El director del Centro Oceanográfico de Gijón, anfitrión del congreso mundial, destacó que se intercambiarán experiencias y se compartirán ideas, además de establecer puentes de colaboración.

   Asimismo, explicó que habrá más de 100 comunicaciones, diez sesiones, cuatro talleres y otras actividades que se plasmarán en un libro. Valdés mostró su deseo de que contribuya a que avancen las cosas en la lucha contra el cambio climático.