Los argentinos Elsa Osorio y Daniel Mordzinski presentan sus últimas obras en el Salón del Libro Iberoamericano

Actualizado 11/05/2006 20:35:51 CET

GIJÓN, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Imagen y literatura se mezclaron esta tarde en la presentación de dos libros en el Antiguo Instituto, en el marco de las actividades del VIII Salón del Libro Iberoamericano. La escritora Elsa Osorio y el fotógrafo Danie Mordzinski compartieron mesa para dar a conocer sus últimas obras, "Cielos de Tango" y "El País de las palabras".

La autora de "A veinte años, Luz" (1998) destacó que su nueva obra se trata de una novela histórica, que comienza en el siglo XXI para retroceder a través de los biznietos de los propios personajes hasta 1897, con algunos elementos de literatura fantástica que a través del tango une la saga de dos familias de los extremos de la escala social en la época de refundación en Buenos Aires.

La escritora destacó el prolongado trabajo de investigación que le había llevado este libro, en el que había llegado a revisar periodicos del siglo XX. El libro pone de manifiesto la época cuando el tango estaba prohibido y sólo se bailaba en lugares marginales, a donde acudían los "señoritos a buscar pasiones que no encontraban" en otros lugares. Es también, en su opinión, una muestra de la "hipocresía" de esa época.

Osorio explicó que a partir de que el tango se populariza en París, es retomado en Argentina, circunstancia que es aprovechada por la autora como punto de partida para enlazar "personajes variados de esta sociedad tan castiza con mezcla de nacionalidades".

La autora aclaró que el tango actúa también como narrador que "habla" a algunos personajes "que se la han jugado" por este baile. Al mismo tiempo, la novela ofrece "una suerte de coros" a través de algunos personajes iniciales que, en cierta medida, "hablan" desde el momento actual aunque estén ya muertos. Son ellos los que van comentando la novela.

"Saber bailar el tango es caminar juntos por la vida", agregó. Para ella, el tango expresa "la necesidad de esa época de roles de hombre y mujer". Osorio recordó la época en que Argentina poseía una gran riqueza y acogía a un gran número de emigrantes y apuntó que los argentinos se preguntan a menudo por su indentidad y "nuestra identidad es nuestra propia diferencia".

Por su parte, Daniel Mordzinski destacó que su libro recoge 27 años de fotografías de escritores que guardan alguna relación con París o que aman la ciudad, porque, en su opinión, para los sudamericanos, la capital francesa "es un faro, es una luz" y Francia "un mito". Asimismo, señaló que "de chico no sabía lo que quería hacer, sólo sabía que de grande quería vivir en París".

El fotógrafo explicó que para la confección del libro había pedido "prestadas las palabras". Por ello, a la colección de imágenes se unen 71 textos de escritores latinoamericanos. Asimismo, hizo una mención especial a su amigo el escritor José Manuel Fajardo, autor del prólogo del libro.

Modzinski explicó que se enfrentaba "a un retrato como a una página en blanco". No obstante, señalo que para realizar estas fotografias hay que "dejar paso a la pasión y al sentimiento" y eliminar el "bagaje cultural".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies