Argüelles critica el "chantaje y la sangría" del PP a Foro y le pide que aclare si es Gobierno u oposición

Sariego Y Argüelles
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 21:46:22 CET

"Nunca una reducción tan pequeña en los presupuestos va a causar tanto destrozo en la ciudad", opina el portavoz socialista

GIJÓN/OVIEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Santiago Martínez Argüelles, ha criticado este miércoles el "chantaje y sangría" del PP a Foro en el Ayuntamiento, que ha tildado de "inaudita", y ha pedido al primero que aclare si es Gobierno u oposición. Así lo ha indicado durante su intervención en la Casa del Pueblo en el Comité Municipal del PSOE, en el que ha visto necesario una transformación del partido tras los resultados electorales.

Argüelles ha señalado que la ciudad se merece un mínimo de certidumbre sobre su futuro. "Nunca una reducción tan pequeña en el presupuestos va a causar tanto destrozo a la ciudad", ha asegurado antes de incidir en el impacto "brutal" que tendrá en términos sociales y económicos.

Asimismo, ha reprochado que Foro representa "los peores estilos" del PP de Gijón, Según el, han heredado "oscurantismo, desprecio a quien piensa diferente y hostigamiento político". Para él, es "el estilo de negar derechos democráticos básicos a los que piensan diferentes".

Ha hecho balance de la llegada de Foro a la Alcaldía de Gijón, y ha apuntado que fueron seis meses de la frustración "más absoluta" por la inacción para proponer a la ciudad un listado de temas relevantes. También ha acusado a Foro de desmontar las políticas establecidas, pero sin tener un modelo alternativo, y de instigar la confrontación.

En cuanto al partido, ha señalado que siguen siendo una organización "con músculo y con nervio" y ha añadido que el futuro del partido y de Gijón, dependerá de saber transmitir que son creíbles, después de sufrir la derrota "más severa" en Democracia.

"No es momento para callarnos nada, es un momento para decirlo todo", ha apuntado, antes de agregar que probablemente la transformación del partido no se pueda abordar toda al mismo tiempo. "Requerirá renuncia, sacrificio y abrir puertas y ventanas y oír lo que no quisimos escuchar", ha apostillado. "No podemos esperar soluciones mágicas", ha concluido.

Eso sí, ha reivindicado que en Gijón siguen siendo la primera fuerza política y ha tildado de "irresponsabilidad mayúscula" que las derechas no sean capaces de llegar a consensos de cara al futuro de la región y la ciudad, especialmente en este contexto económico. "Se somete al oportunismo de un calendario", ha dicho respecto a que se decía que la estrategia a seguir por las derechas se marcaría tras el 20-N.

Por su parte, el secretario general de la Agrupación Socialista de Gijón, José Manuel Sariego, ha achacado a la crisis y el paro, parte de la debacle, pero también a la idea que transmitieron de incapacidad para gestionar la economía y generar empleo y a la incoherencia ideológica.

Según él, en las elecciones se perdieron, más que el Gobierno, la imagen de partido, a lo que ha sumado que una parte del electorado socialista --en torno a un millón de votantes-- creyó que el PP "no lo haría peor que nosotros", ha dicho.

Es por ello que, para redimir la situación, ha abogado por apostar por equipos directivos que transmitan la máxima solvencia y mejoren la comunicación de los mensajes. "No bastará con defender el Estado del Bienestar", ha dicho antes de incidir en la necesidad de abordar la brecha que hay con los más jóvenes y volcar todas las energías en estos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies