Asturias concentró el 3,9% del total de Eres autorizados en España, que suman 435

Actualizado 15/11/2010 14:11:43 CET

OVIEDO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La actividad empresarial en Asturias durante los ocho primero meses de 2010 cerró con 435 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), que supone el 3,9 por ciento del total los EREs autorizados en España, y que afectan a 10.981 trabajadores, según el Registro de Economistas Forenses (REFOR).

El consejero de REFOR en Asturias, Ricardo San Marcos, ha manifestado este lunes que las empresas "tienen que adaptarse a los cambios". Ha recomendado que "se debe hacer un esfuerzo importante en lo que se refiere a la capacidad de mutación".

San Marcos ha apuntado que la mayor parte de estos EREs, el 93,5 por ciento, corresponde a los de suspensión. En esta sentido, ha indicado que esta cifra conlleva una "espera", y ha dicho que, en su opinión, la situación "va a seguir a seguir bastante estancada".

Por otra parte, el 4,1 por ciento son de extinción, en los que se produce la cancelación total de la relación laboral del empleado con su empresa, y un 2,4 por ciento se ven afectados por una reducción de jornada.

En lo que se refiere a los procedimientos concursales, en Asturias fueron trece los deudores concursados en el tercer trimestre de 2010, lo que supone el 1,15 por ciento de los concursos presentados a nivel nacional, y un descenso del 50 por ciento respecto al segundo trimestre del año.

Por tipo de concurso, los trece concursos fueron voluntarios, "solicitados por el deudor", y no por el acreedor, según ha explicado San Marcos. Además, el 61,5 por ciento de las empresas concursadas (8) facturan menos de dos millones de euros al año, un porcentaje similar a la tendencia nacional y que indica que las empresas son "de tamaño medio-bajo".

Por otra parte, de enero a septiembre de este año, fueron 65 los deudores concursados, que significa un descenso del 17,7 por ciento respecto al mismo período de 2009.

Ricardo San Marcos ha recordado que el concurso es una herramienta de planificación que "se usa como una posibilidad para acometer un proceso de reestructuración fuerte". "Eso se puede hacer cuando la empresa tiene alguna fortaleza".

Sin embargo, ha criticado que las empresas "están agotando todas las posibilidades internas" y llegan al concurso "agotadas". Por ello, San Marcos ha planteado que "anticiparse a esa situación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies