Asturias tendrá que buscar a un nuevo experto en financiación, tras renunciar Monasterio

Carlos Monasterio y Dolores Carcedo
EUROPA PRESS
Publicado 13/05/2017 10:21:08CET

OVIEDO, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del Principado de Asturias tendrá que buscar a un nuevo representante par la Comisión para la reforma de financiación autonómica, dado que el que había elegido, el catedrático de Hacienda Pública en la Universidad de Oviedo, Carlos Monasterio, ha decidido presentar la renuncia. El motivo es el reciente acuerdo entre los gobiernos central y vasco sobre la determinación del Cupo.

Así lo explica el propio Monasterio en una carta que ha remitido a la Comisión y a la que ha tenido acceso Europa Press. "Dado que dicha revisión se ha llevado a cabo sin ninguna información ni consulta a la Comisión para la reforma de la financiación autonómica, creada por acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 10 de febrero, considero que ello es una clara muestra de que el parecer de dicha comisión se estima irrelevante", argumenta en su escrito el catedrático.

Así, tras expresar que con la carta presenta formalmente su renuncia como miembro de la comisión, Monasterio desea "el mayor éxito" al resto de miembros del órgano. "Espero y deseo que sus esfuerzos, mirando por encima de los intereses particulares, puedan cristalizar en la propuesta de un nuevo sistema de financiación autonómica, que mejore el grado de cumplimiento de los principios de solidaridad, autonomía y coordinación entre Administraciones públicas", añade Monasterio.

Fue el pasado 20 de abril cuando Carlos Monasterio participó en una reunión con el Gobierno y los grupos parlamentarios en la sede de la Consejería de Hacienda. Compareció luego públicamente ante los medios de comunicación junto a la consejera asturiana del ramo, Dolores Carcedo, e insistió en la importancia de que el sistema de financiación atienda al coste de los servicios.

Días después, el 3 de mayo, el Gobierno de España (PP) y el PNV anunciaron un acuerdo que permitiría el apoyo de los diputados vascos al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 y que incluye, además de una rebaja de más de 500 millones en el Cupo, un cronograma de inversiones en la 'Y vasca' ferroviaria para que esté operativa en 2023 y conectada con Francia en 2025, así como otros asuntos relativos a competitividad de las empresas, entre ellas, bajar la factura eléctrica.

Según explica la carta de Monasterio, él se enteró del citado acuerdo "por la prensa". Su posición sobre el sistema foral es conocida y está reflejada en trabajos como el titulado 'Federalismo fiscal y sistema foral ¿un concierto desafinado?'.

En ese estudio Monasterio ya consideraba "dudoso" que con la metodología del Cupo vasco esté correctamente resuelta la contribución a las cargas generales. "Analizando en términos cuantitativos, el sistema foral actualmente aplicado en el País Vasco tiene una serie de defectos, cuyo resultado final es que las relaciones financieras entre la Hacienda Foral y la central minusvaloran en más de 2.500 millones de euros anuales la aportación de aquella, en concepto de Cupo y ajuste por IVA , para el periodo de aplicación del último Cupo quinquenal (2002-2006)", escribió Monasterio en su trabajo, fechado en 2010.

Desde el Gobierno de Asturias, presidido por el socialista Javier Fernández, aún este sábado no se ha hecho ningún comentario sobre la renuncia del Monasterio, materializada con una carta que lleva fecha de este viernes.

Fue el 10 de febrero cuando el Consejo de Ministros aprobaba la creación de la comisión de expertos que iba a elaborar la propuesta sobre la reforma del modelo de financiación autonómica. Carlos Monasterio estaba incluido en la misma, a propuesta de Asturias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies