BA-UNA exige a los partidos "una posición de país" para pedir a Arcelor-Mittal que cumpla con sus inversiones

Actualizado 29/02/2012 14:44:31 CET

OVIEDO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

BA-UNA ha mostrado este miércoles su "profunda preocupación de la coalición ante el anuncio de Arcelor-Mittal de suspender sus inversiones y de cerrar un alto horno", lo que" conllevaría de hecho el cierre de la factoría a medio plazo en Asturias". Por este motivo, ha solicitado "tanto al gobierno como a la oposición que olviden sus proyectos partidistas para dar una respuesta en clave de país, ante esta seria amenaza para la economía asturiana, por lo que solicitó la reunión urgente de la Diputación Permanente".

Así, desde Bloque por Asturies-UNA-LV-GV se entiende que "Arcelor-Mittal, va a aprovecharse de la inexistencia de una clase política asturiana digna de tal nombre" y la coportavoz exigió que "tanto gobierno como oposición tienen que consensuar una posición de país para exigir a Arcelor-Mittal que cumpla sus compromisos, porque el cierre supondría un desastre para Asturies de proporciones desconocidas hasta el momento".

Para Bloque por Asturies-UNA-LV-GV es urgente "sentarse con los dirigentes de la empresa a negociar un plan de inversiones y exigir el cumplimiento de los compromisos realizados, dejando de utilizar como un dogma intocable la política de austeridad, que nos aboca a más paro y recesión, y que debe quedar en un segundo plano ante situaciones tan graves como esta".

Yolanda Huergo, portavoz de la coalición, consideró lamentable que "todas las señales que desde los responsables de Arcelor-Mittal se estaban dando en la dirección de querer cerrar sus equipamientos asturianos, y que han sido denunciadas reiteradamente desde los sindicatos, han sido obviadas por unos partidos políticos más preocupados por solucionar sus batallas cainitas o por ver al cadáver de su enemigo pasar, que por atender las necesidades de Asturies" lo que se refleja en "la esperpéntica convocatoria de elecciones que estamos sufriendo y en la ausencia de un gobierno desde mayo del año pasado hasta por lo menos mayo del presente" por lo que de esa circunstancia "se están aprovechando desde la empresa para amenazar y poner en serio riesgo la viabilidad económica de Asturies".