El Ballet Nacional de España recala con dos coreografías en el Jovellanos, tras diez años de ausencia

Actuación Del Ballet Nacional.
BALLET NACIONAL
Actualizado 18/05/2012 19:09:55 CET

GIJÓN, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El teatro Jovellanos acogerá este fin de semana dos coreografías del Ballet Nacional de España, tras diez años sin pisar el Coliseo gijonés. De esta forma, 'Ángeles Caídos', obra de la nueva élite coreográfica española, y 'Suite Sevilla', con coreografía y dirección de Antonio Najarro, llegarán a Gijón de la mano de este nuevo director artístico del Ballet Nacional, según una nota de prensa del Jovellanos.

La compañía ofrecerá dos sesiones; una el sábado 26 de mayo, a las 20.30 horas y otra, el domingo 27, a las 12.00 horas. En esta última solo se representará 'Suite Sevilla' y, al tener carácter familiar, se ofrece con una promoción especial de 40 euros --dos adultos y dos niños--.

Asimismo, en 'Angeles Caídos', de 40 minutos de duración, se narra la eterna historia del pecado original, cuando "como castigo Dios despojó de sus alas a los lujuriosos y vanidosos ángeles celestiales, quedando confinados a vivir entre los humanos".

El espectáculo cuenta con los más destacados coreógrafos de la actual danza española, como son Javier Latorre, Premio Nacional de Danza 2011; Olga Pericet, Premio Max 2009 por la coreografía Cabeza y Premio Nacional de Flamenco Pilar López; Rocío Molina, Premio Nacional de Danza en Interpretación en 2010; Rafaela Carrasco, Premio Giraldillo a la mejor coreografía y Premio de la Prensa a la mejor coreografía en la XV Bienal de Flamenco de Sevilla; Rubén Olmo, que dirigirá el primer proyecto del nuevo Ballet Flamenco de Andalucía y Manuel Liñán, Premio Max a la mejor coreografía en 2009.

En cuanto a 'Suite Sevilla', de 50 minutos de duración, es una obra de neto corte clásico español, fusionada con las nuevas tendencias vanguardistas propias del lenguaje coreográfico de Najarro. En la partitura convergen instrumentos flamencos y orquesta, describiendo paisajes andaluces. La música grabada de la Escuela Orquesta Sinfónica de Madrid se combina con la actuación en directo de músicos flamencos del BNE.