Barbillo defiende el cierre de piscinas para reducir gasto pero estudiará la propuesta de rotar instalaciones

Actualizado 20/05/2013 14:10:17 CET

El edil destaca que el Patronato asume el 74 por ciento del mantenimiento que no se cubre con los ingresos

GIJÓN, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El concejal de deportes en el Ayuntamiento de Gijón, Pedro Barbillo (Foto), ha justificado este lunes el cierre de piscinas en verano para conseguir un ahorro de 45.000 euros, dada la bajada de usuarios y el aumento del gasto, que asume el Patronato Deportivo Municipal (PDM) en un 74 por ciento al no cubrirse con los ingresos. Dicho esto, ha indicado que está dispuesto a estudiar la propuesta de los vecinos de rotar el cierre de las piscinas.

Barbilló, en rueda de prensa en el Consistorio, ha explicado que el problema es en el mes de agosto. En la propuesta inicial, está previsto que solo abra en el mes de julio las piscinas de La Calzada y El Llano, mientras que en agosto solo estará disponible la de El Coto. Ya en septiembre, hasta el día 15 abrirán El Llano y El Coto y a partir de esa fecha ya estarán todas en funcionamiento, incluida la de La Camocha, que es la que más tiempo permanecerá cerrada.

El edil ha señalado que son 78 días más de cierre (en total 279), a lo que ha añadido que además de por un tema mantenimiento, que siempre se hace en verano, es preciso también por la contención de gasto, al caer los ingresos en los últimos años en un 30 por ciento aproximadamente, de 876.000 en 2010 a 600.000 en 2012.

Además, los gastos han pasado de 1.252.900 en 2010 a 2.685.000 en 2013 (según la estimación hecha). El concejal ha incidido también en el aumento del gasto derivado de la subida del IVA, el incremento del gasóleo y la energía eléctrica.

En este sentido, ha señalado que el déficit de las piscinas municipales es de más de 1,7 millones de euros, a lo que ha sumado que en 2012 se pasó de 22.466 usos en mayo a 15.769 en julio (-30%) y 10.293 en agosto (-54%).

Barbillo ha remarcado que se ha buscado la opción de cierre menos perjudicial posible para los ciudadanos, que reclaman el uso de las piscinas por motivos terapéuticos. El edil volverá a reunirse con la plataforma vecinal de la zona Oeste creada contra el cierre de piscinas el próximo 28, donde se espera que se llegue ya a una solución.