Belén Fernández (PSOE) responde a IU que el accidente en Arcelor fue "ajeno" a su ámbito de gestión

 

Belén Fernández (PSOE) responde a IU que el accidente en Arcelor fue "ajeno" a su ámbito de gestión

Belén Fernández
ARMANDO ÁLVAREZ
Publicado 27/04/2017 14:05:08CET

OVIEDO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha afirmado este jueves que el accidente registrado en la planta de ArcelorMittal este lunes fue "ajeno" a su ámbito de gestión. La consejera ha dicho a IU --grupo que había pedido que se le retirasen las competencias en materia medioambiental-- que está "dispuesta" a asumir las responsabilidades "que hagan falta" por su gestión, pero que "no asume" responsabilidades "ajenas" a su ámbito de gestión.

Durante el pleno de este jueves la consejera ha explicado al parlamentario de IU Ovidio Zapico que el problema que hubo en la planta de Arcelor se debió a un fallo en el proceso productivo "y no en los controles ambientales", con lo que la responsabilidad del escape recae en la empresa.

Después de que Zapico le reprochase el pasado martes una actuación "permisiva" con la empresa, Fernández ha recordado que desde 2015 la consejería ha abierto 20 expedientes sancionadores a Arcelor. "Son un buen indicador de la falta de tolerancia", ha subrayado, para después indicar que su departamento ya está promoviendo un contrato para prevenir las emisiones de Arcelor "en condiciones de funcionamiento anómalas", dado que "los incidentes que provocan emisiones a la atmósfera son frecuentes".

PUERTO DEL MUSEL

Aunque el debate parlamentario derivó en el escape de Arcelor, el diputado de Izquierda Unida había preguntado en un primer momento sobre las medidas que el Principado tiene previstas para eliminar los riesgos de nubes de carbón que "habitualmente" afectan a los vecinos de la zona oeste de Gijón.

Después de que Zapico reclamase medidas como el apantallamiento de las zonas de almacenamiento del carbón en el puerto o instalar cintas transportadoras cubiertas para evitar las nubes, la consejera ha considerado "desproporcionada" la propuesta, al entender que podría suponer un coste de entre 300 y 500 millones de euros.

En su lugar, ha afirmado que las actuaciones que ya están realizadas y las que se encuentran en ejecución para evitar las nubes son "eficaces" contra estos sucesos. La "prueba del algodón" de que funcionan, ha dicho, es que la semana pasada hubo fuertes rachas de viento que terminaron arrancando árboles en Gijón y dejaron las calles "llenas de arena", mientras que "no ha habido ni una triste nube de polvo procedente del Musel".

Entre las medidas adoptadas se ha referido al riego de viales, el uso de tensoactivos en los almacenamientos, la mejora de las condiciones de carga y descarga o la instalación de apantallamientos y pavimentación de superficies.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies