Caja Rural de Asturias reparte más de 43.000 euros entre 13 clientes, la mayoría jubilados y amas de casa

Responsables de Caja Rural de Asturias
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2013 13:52:48 CET

Romero no descarta fusiones o acercamientos con entidades de banca cooperativa y compromete financiación si hay demanda solvente.

OVIEDO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Caja Rural de Asturias ha repartido este miércoles, ante notario, un total de 43.200 euros entre 13 clientes de la entidad a través de su tradicional Sorteo de San Isidro que alcanza la 29 edición. La mayoría de los beneficiarios han sido jubilados y amas de casa, según ha explicado el director de marketing, Enrique Fernández, quien ha destacado que ha estado muy repartido por todo el territorio.

El primer premio, de 9.000 euros, ha sido para un jubilado de la Agraria de Valdés, José Manuel Fernández. Además, los segundos premios, de 4.500 euros, ha ido para Cangas de Onís, Oviedo, Gijón, El Franco, Ibias y Grao. Los premios de 1.200 euros se han repartido por Arriondas, Oviedo, Avilés, Piedras Blancas, Sobrescobio y Lieres.

De este modo, Caja Rural consolida su propósito de premiar la fidelidad de su clientela, según ha recordado en rueda de prensa el subdirector general de la entidad, Antonio Romero, quien ha aprovechado para hacer un balance de 2012 y del primer trimestre de 2013, incidiendo en la buena marcha de la caja en relación al contexto del sector bancario.

En concreto, Romero ha resaltado que la solvencia de la entidad se sitúa en los tres primeros meses en un 15,3 por ciento, por encima del 9 por ciento exigido. Igualmente, ha comentado algunas novedades como el inicio de la distribución de 110.000 tarjetas 'sin contacto' con las que la transacción se realizará al aproximar la tarjeta al terminal o cajero.

NO DESCARTA FUSIONES Y COMPROMETE FINANCIACIÓN

Además, Romero no descarta fusiones o acercamientos con entidades de banca cooperativa. En este sentido, ha señalado que el modelo de banca cooperativa "funciona" por lo que la entidad no se plantea fusiones con entidades de otro tipo que puedan deteriorar su estabilidad actual, aunque no niega la posibilidad de acercamientos dentro del grupo.

"Con rigor puede haber acercamientos", ha dicho, incidiendo en la importancia de mantener cierta autonomía "dado los resultados positivos" alcanzados hasta el momento.

Por otra parte, ha comprometido el apoyo de Caja Rural a la inversión y financiación a la actividad productiva, condicionada a una demanda solvente tanto desde el punto de vista técnico como de conocimiento del producto y el mercado, ante la necesidad de "control del riesgo".

"Vamos a seguir apoyando la inversión, pero no hay mucha demanda solvente", ha apuntado, indicando que hay empresas sólidas pero que no realizan nuevas inversiones y otras que están en una situación delicada pero que, en muchos casos, tienen escasas posibilidades de viabilidad real.

Al respecto, ha destacado las colaboraciones de Caja Rural de Asturias con Asturgar y el Idepa para impulsar la internacioalización y la reestructuración de pasivos en empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies