Carcedo defiende el derecho del Principado a tener "diferencias técnicas" con la Sindicatura de Cuentas

Belen Menéndez Bañuelos y Dolores Carcedo
WEB DE LA JGPA
Publicado 05/03/2018 12:45:44CET

OVIEDO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Sector Público del Gobierno asturiano, la socialista Dolores Carcedo, ha defendido este lunes el derecho del Ejecutivo regional a tener "diferencias técnicas" con la Sindicatura de Cuentas, el órgano fiscalizador asturiano.

Carcedo ha comparecido en una comisión de la Junta General del Principado de Asturias, acompañada por la Interventora General del Principado, Belén Menéndez Bañuelos, para dar cuenta de las cuentas generales del Principado de 2015 y 2016, que fueron objeto de un informe de la Sindicatura.

Después de que varios diputados de la oposición le reprochase que la Sindicatura repitiese año tras año las mismas observaciones en cuanto a limitaciones al alcance, Carcedo ha explicado que existe una "total colaboración" entre el Gobierno asturiano y el órgano fiscalizador. En ese sentido, ha explicado que se ha ido avanzando en algunas recomendaciones. "Pero eso no significa que no puedan existir diferencias de criterio, se puede discrepar y no se está cometiendo ninguna ilegalidad", ha apostillado.

Algunas de esas diferencias de criterio han sido puestas de manifiesto en la comisión por parte de la Interventora General, Belén Menéndez Bañuelos, por ejemplo, en lo que se refiere a la observación de la Sindicatura de su limitación a la hora de analizar los gastos por programas, al carecer el Principado de una contabilidad analítica (la que determina el coste unitario por producto o proyecto).

Menéndez Bañuelos ha recordado que la contabilidad analítica "no es obligatoria" para la Administración. Considera que la Sindicatura ya tiene elementos en la contabilidad presupuestaria para hacer su análisis.

"La contabilidad analítica es algo que utilizan fundamentalmente las empresas para determinar costes y fijar márgenes de beneficio; pero habitualmente en las administraciones públicas el tema del coste y del beneficio ha sido algo irrelevante, porque lo que ha primado siempre es el fin social", ha señalado. La contabilidad analítica sólo sería necesaria si se quiere ir "hacia una contabilidad de empresa", ha señalado.