Cascos cree que el Premio Patac refleja la política cultural del Principado de incentivar conocimiento e investigación

Premio Padre Patac
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 18:24:22 CET

Moriyón (FAC) recalca que "de todos y cada uno de nosotros depende el futuro de la región"

GIJÓN/OVIEDO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, ha destacado este miércoles en Gijón la figura del Padre Patac, "una persona buena, sencilla, afable, modesta y amable", así como su legado de una de las principales colecciones bibliográficas de temáticas asturiana. Es por ello, que ha considerado que el Premio que hoy lleva su nombre "constituye el espejo en el que quiere mirarse el Gobierno de Asturias, al promover una política cultural que incentive el conocimiento y la investigación como salvaguarda de nuestro patrimonio cultural".

Así lo ha manifestado durante la entrega de la XVII Edición del Premio Padre Patac en la Biblioteca Pública 'Jovellanos' al licenciado en Economía Luis Cueto-Felgueroso Felgueroso, que se alzó con el galardón entre nueve trabajos presentados, bajo el título 'Asturias y el comercio del Cantábrico con el Norte de España (1650-1700)'.

Cascos, que ha aprovechado el inicio de su intervención para recordar la figura del periodista Juan Ramón Pérez Las Clotas, recientemente fallecido, ha resaltado el que todos los asturianos puedan contar con este importante legado que "de forma altruista y a través de años de callado esfuerzo y trabajo y profundo amor por nuestra tierra fue forjando esta relevante figura y que hoy custodia la Biblioteca Pública Jovellanos". Un legado que ha seguido creciendo tras su muerte en 2002 hasta los 25.000 documentos.

Ha querido, asimismo, realzar su importancia en esta coyuntura económica, en unos momentos en el que las bibliotecas públicas "se erigen como recurso y refugio, accesible y gratuito para todos los asturianos". De hecho, ha incidido en que en 2011 se registraron tres millones de usuarios.

En cuanto al premio, instituido en 1995, ha indicado que no solo rinde homenaje a Patac sino que también contribuye a la labor en defensa de la cultura asturiana que él había iniciado en 1964 con la formación de su Biblioteca Asturiana, a semejanza de la que había visto en Cuba. "Este premio contribuye al conocimiento de nuestra historia aportando novedades en un campo donde todo se consideraba conquistado", ha apostillado.

EL FUTURO "EN NUESTRAS MANOS"

Junto a Cascos han participado la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (FAC), el consejero de Cultura, Marcos Vallaure, y el presidente del Jurado del Premio Patac, Ramón Alvargonzález Rodríguez, así como el propio premiado, quien ha agradecido la colaboración tenida durante su investigación, especialmente de los encargados de los archivos históricos.

Moriyón, por su parte, que ha glosado la figura del Padre Patac, ha destacado que la sociedad tiene "una gran deuda" con él, por dedicar su vida a recopilar la riqueza de Asturias. Ha considerado, además, su actitud "francamente envidiable", ya que todo lo que descubrió lo puso al servicio de los demás.

La alcaldesa ha resaltado que este premio lleva "su carácter, su impronta e espíritu", al tiempo que ha advertido que "de todos y cada uno de nosotros depende el futuro de la región". Ha insistido, asimismo, que "en nuestras manos" está que el futuro sea mejor que el pasado y el presente.

Por parte de Alvargonzález, este ha hecho un repaso al trabajo de recopilación de libros y documentos del Padre Patac y ha destacado el número elevado de participantes que cada año optan a la convocatoria de este premio, ya "consolidado y acreditado".

Sobre la obra ganadora, ha explicado que acaba con algunos mitos y constata como tras la firma de la Paz de Westfalia se establecen las condiciones que propiciaron la resurrección del comercio marítimo entre los puertos del Norte de España y los flamencos. En concreto, habla de cómo el puerto de Gijón desplaza al avilesino en el comercio marítimo en la segunda mitad del siglo XVII, al establecer relaciones comerciales con puertos flamencos.