Cascos dice que su relación con el Gobierno de Rajoy se caracterizará por "el respeto, la lealtad y la exigencia"

 

Cascos dice que su relación con el Gobierno de Rajoy se caracterizará por "el respeto, la lealtad y la exigencia"

Francisco Álvarez-Cascos
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 16:30:50 CET

Cree que España debe imitar el modelo alemán a la hora de hacer una reforma laboral Consideraría una "excelente noticia" que hubiese algún ministro asturiano

OVIEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos (Foro), ha dicho este miércoles que su relación con un futuro Gobierno de Mariano Rajoy se va a caracterizar por "el respeto, la lealtad y la exigencia".

En una entrevista concedida a Europa Press, Cascos ha dicho que "las relaciones institucionales son algo que trascienden a las relaciones personales". De esta forma, ha dicho que seguirá dirigiéndose al nuevo Gobierno tal y como lo hacía con el Ejecutivo anterior.

Así ha respondido a si podría temerse que su salida del PP hace casi un año puedo entorpecer la relación con un Gobierno presidido por Mariano Rajoy. Cascos ha señalado que como responsable institucional no va a establecer diferencias en función de las siglas políticas.

Ha considerado "básico" el principio de cooperación institucional, aún más en el actual momento económico. Y ha dicho que no cree que nadie pueda reprocharle comportamientos sectarios durante los años que tuvo responsabilidades en el Gobierno o en el PP. De hecho, ha explicado que a lo largo de los años y como balance de aquella etapa ha contado con la satisfacción de ver reconocida su capacidad de "diálogo" en sus relaciones con el resto de grupos políticos con los que tuvo que entenderse, incluidos los nacionalistas.

"Yo creo que lo más importante no son peripecias personales, sino las coincidencias programáticas y las convicciones que inspiran el trabajo en función de la trayectoria de cada uno", ha manifestado.

Cascos ha explicado que los asturianos esperan del próximo gobierno que corrija los problemas que han conducido a Asturias a una situación "mucho peor" que otras comunidades autónomas.

Preguntado sobre si la última victoria electoral del PP en las generales le ha recordado a la que él obtuvo en ese mismo partido en 1996, Cascos ha respondido que aquel año el cambio político era una necesidad y que la llegada del PP representó un "cambio radical". En este momento, ha dicho, también el cambio de Gobierno era una "necesidad nacional". "Pero no basta con el resultado de la noche electoral, el cambio se tiene que percibir en el día a día", ha añadido.

Sobre la reclamación de Cascos de 1.600 millones al Estado por diferentes compromisos incumplidos con Asturias, como los relativos a la dependencia, infraestructuras, o fondos mineros, ha anunciado que quieren seguir solicitándolo. "Vamos a seguir reclamando esas obligaciones", ha aclarado Cascos, que ha dicho que para Asturias es importante garantizar que va a recibir los recursos comprometidos. "Es la primera prioridad", ha explicado. De momento, el Principado no ha planteado la reivindicación de esas cantidades en el ámbito jurisdiccional.

NOMBRAMIENTOS

Cascos vería "estupendo" que el próximo equipo de Gobierno de Mariano Rajoy contase con algún ministro asturiano. Aunque ha dicho que es consciente que en todas las comunidades autónomas querrán a ministros de su tierra. "Sería una excelente noticia", ha comentado.

El presidente del Principado ha elogiado la figura del nuevo presidente del Congreso, Jesús Posada, al que está unido por una relación "estrecha y cercana". Cascos ha recordado que Posada, ingeniero de Caminos, fue profesor suyo en una asignatura de doctorado. Y que luego volvieron a encontrarse de consejero de Fomento de Castilla y León, en el Gobierno de José María Aznar. Fueron compañeros de consejo de ministros. "Tengo el mejor concepto de Jesús Posada", ha apostillado.

REFORMA LABORAL

En cuanto a los ingredientes que ha de tener una futura reforma laboral en España, Cascos ha dicho que el país tiene un problema de "reactivación", por lo que es necesario cambiar la tendencia para no seguir en la senda del desempleo y del retroceso social.

Apuesta por mejorar la "competitividad" de la economía española. Como España no es superior tecnológicamente a otros países, ha de buscar como factor de competitividad en el mercado laboral. "La aportación de empresarios y trabajadores es esencial", ha comentado.

Cascos considera que el modelo de relaciones laborales que se establezca en España debe ser lo más parecido al que existe en Alemania. "Nadie podrá decir que los trabajadores alemanes están desprotegidos, pero la economía española ha triplicado el desempleo en los últimos paros y la alemana se ha enfrentado a la crisis reduciendo el paro", ha explicado. Para el presidente asturiano resultaría así importante imitar el modelo alemán de los últimos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies