Casi 200.000 asturianos viven en riesgo de pobreza o exclusión social y 12.599 carecen de necesidades sociales básicas

 

Casi 200.000 asturianos viven en riesgo de pobreza o exclusión social y 12.599 carecen de necesidades sociales básicas

Un Instante De La Reunión.
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 22:04:03 CET

OVIEDO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 194.330 personas viven en Asturias en riesgo de pobreza o exclusión social, es decir, con menos de 600 euros mensuales, y 12.599 carecen de necesidades básicas, tales como electricidad, calefacción o alimentación equilibrada.

El portavoz de la Red Asturiana de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, Víctor García, ha alertado en este sentido en declaraciones a los medios, tras mantener una reunión con el presidente de la Junta General de Asturias, Fernando Goñi.

Preguntado por los periodistas, García ha cifrado en 194.330 las personas que en Asturias subsisten con menos de 600 euros al mes, y que pueden considerarse en riesgo de pobreza o exclusión social. No obstante, recordó que hay que romper "ciertos tópicos" con respecto a la idea de pobre.

En este punto matizó que existen un total de nueve indicadores relacionados con necesidades vitales, tales como poder afrontar el alquiler de una vivienda, la hipoteca, vivir en una situación de chabolismo, poder disponer de los recursos necesarios para una alimentación equilibrada, poder afrontar gastos de electricidad, calefacción o disponer de electrodomésticos básicos. En este sentido, en Asturias hay 12.599 personas que viven con cuatro o por debajo de cuatro de tales indicadores.

Otro dato que les preocupa, es el referente a las familias que padecen una "baja intensidad del trabajo en el hogar", y que afecta a 72.529 personas.

SALARIO SOCIAL

Durante la reunión García llamó especialmente la atención a Goñi al respecto de la aplicación de la ley de salario social básico, "que cubre las necesidades urgentes de muchas personas con graves dificultades de personas que carecen de recursos". Así, ha pedido que desde la Junta General se facilite su aceleración, porque "tiene una media de doce meses de retraso en su concesión". En este momento, existen 8.500 unidades familiares perceptoras, y 18.000 personas afectadas, y otras 3.000 personas están en bandeja de espera a que se resuelva la tramitación.

También demandó la evaluación por parte del parlamento, del plan autonómico de inclusión social, que tiene una vigencia 2009-2011, y una serie de peticiones relacionadas con estado del bienestar de las personas, incidiendo en educación, sanidad, empleo, prestaciones sociales, atención básica hacia las personas.

El presidente de la Junta felicitó a las 24 organizaciones que forman parte de la red por su trabajo, y les trasladó que "la mejor forma para luchar contra la pobreza y la exclusión social es la creación de empleo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies