La catedrática Paz Andrés dice que el caso de Haidar "constata" que Marruecos "vulnera" los Derechos Humanos

Actualizado 06/12/2009 17:50:07 CET

OVIEDO, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oviedo, Paz Andrés Sáenz de Santa María, sostiene que el caso de la activista Aminetu Haidar, "constata" que Marruecos "vulnera" los Derechos Humanos del pueblo saharaui.

La también presidenta de la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui resaltó, en declaraciones a Europa Press, que la posición que está tomando Marruecos evidencia "el carácter autocrático" del país.

Del mismo modo, criticó la "expulsión irregular" que ha sufrido Haidar, y recordó que la activista regresaba de recoger un premio en Estados Unidos, cuando en Marruecos le fue retirado el pasaporte marroquí por poner en la ficha del control policial del aeropuerto que su nacionalidad era saharaui, y fue deportada a España. Paz Andrés afirma que la "única solución admisible es que regrese ya a su casa".

Además, recordó que España sigue siendo potencia administrativa del Sáhara Occidental, por lo que considera un "fracaso" de su política que no tome una posición clara contra la "violación de los Derechos Humanos por parte de Marruecos".

Así, en cuanto a la posición española ante la actitud de Marruecos, la catedrática indicó que se trata de una "decisión política" que puede estar vinculada "al deseo de favorecer los intercambios comerciales con Marruecos; el riesgo de que reivindique Ceuta y Melilla; o el temor a que se generen grupos terroristas".

No obstante, defiende que Gobierno debe escuchar "a la sociedad española" e impulsar el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui en referéndum, que ha reconocido Naciones Unidas.

Finalmente, la presidenta de la Asociación Asturiana de Amigos del Pueblo Saharaui lamentó que desde la Unión Europea se mire "para otro lado" del trato que se da al pueblo saharaui, y se pretenda alcanzar acuerdos de pesca con Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental.

Por todo ello, afirma que España debe actuar en el caso de Haidar para darle "una solución cuanto antes", y aproveche la presidencia de la Unión Europea para defender los derechos de los saharauis.