CCOO de Industria reclama al Gobierno una subasta de "repesca" para grandes consumidores de electricidad

 

CCOO de Industria reclama al Gobierno una subasta de "repesca" para grandes consumidores de electricidad

Actualizado 04/12/2014 18:11:39 CET

OVIEDO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Industria ha pedido al Gobierno de España que realice una nueva subasta de "repesca" para realizar los "ajustes" necesarios que eviten impactos negativos en industrias que son grandes consumidoras de energía, como el caso de Alcoa, con plantas en Galicia y Asturias.

"Será la única manera de evitar situaciones traumáticas en el funcionamiento de las plantas industriales", señalan desde el sindicato, argumentando que fue el propio Ministerio de Industria el que "se comprometió" a observar cómo el resultado de la subasta se adecuaba a las necesidades y a "realizar los ajustes" que fueran necesarios antes de que arrancara el nuevo año eléctrico, que comienza en enero de 2015.

Ante la situación generada, que perjudica a industrias que son grandes consumidores, CCOO de Industria plantea una nueva subasta en la que se realicen los ajustes que se han detectado, tanto en las 26 plantas que no han entrado en el servicio de bonificación, como en la predistribución de los 200 millones pendientes de asignación.

El sindicato ha explicado que el servicio de interrumpibilidad permite al sistema eléctrico disponer de energía en los momentos punta del sistema y facilitar su gestión. Para que fuera viable, se optó por bonificar a las plantas de alto consumo energético que se acogieran a esta posibilidad con una ayuda importante que reducía significativamente el coste de la electricidad.

El año pasado los costes por interrumpiblidad representaron una bonificación de 650 millones de euros. Todo funcionaba con normalidad, según el sindicato, hasta que este año el Gobierno redujo este incentivo a 500 millones y estableció para su adjudicación un sistema de subasta.

Para participar, las empresas debían cumplir unos requisitos de potencia y consumo. Se les ofrecieron dos productos de potencia ininterrumpible que se adjudicarían a quien ofreciera el precio más bajo.

Las empresas implicadas esperaban con preocupación sus resultados por lo novedoso del proceso. A la espera de que se publiquen los resultados definitivos, todo indica que la subasta tuvo un "impacto perjudicial" en la industria del gran consumo.

Los 2.000 MW ofertados se subastaron a 352 millones de euros, casi 200 millones de euros por debajo de lo presupuestado y afectó al 80% de las plantas que se presentaron. Su precio es significativamente menor, lo que supone que en algunos centros se recorte la bonificación entre un 30 y un 50%. Además, 26 factorías se quedaron sin ayuda, como las de la gran industria del aluminio (Alcoa A Coruña y Avilés), han explicado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies