CCOO pide que la Unidad Terapéutica se extienda a toda la prisión asturiana

Actualizado 14/11/2011 15:11:47 CET

OVIEDO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

CCOO solicitará en los próximos días a la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias que el modelo Unidades Terapéuticas y Educacionales (UTE) se aplique en todo el Centro Penitenciario de Villabona, donde, frente al "edulcorado mundo penitenciario que pretenden vender sus gestores", hay "problemas serios".

A través de un comunicado, en el que el sindicato reacciona a una muerte violenta que tuvo lugar este fin de semana, CCOO asegura que los funcionarios estaban en el lugar donde les correspondía y cumplieron los procedimientos establecidos por las órdenes de dirección y pese a ello "fue imposible que evitaran el suceso".

De este modo, advierte de que existen problemas de seguridad, tales como una división modular que "lleva a una mayor concentración de internos más conflictivos en pocos módulos", la alta tasa de hacinamiento y la falta de personal de vigilancia en Villabona, entre otros.

Por ello, la central informa de que más de cuatrocientos internos de Villabona participan en las reconocidas Unidades Terapéuticas y Educacionales (UTE), por lo que apuestan por extender la acción de la UTE a la totalidad del establecimiento garantizando los recursos materiales y humanos necesarios para hacer creíble el apoyo.

"Dos modelos, dos velocidades penitenciarias en Villabona no son sostenibles, son fuente permanente de distorsiones y desajustes, a pesar que con la profesionalidad y dedicación de la plantilla se consigue superarlos y mantener un buen nivel penitenciario", advierte CCOO.

En este sentido, opinan que "ha llegado el momento que desde la Secretaria General de Instituciones Penitenciaras se demuestre con hechos, y no con palabras, el reconocimiento y el apoyo que mediáticamente manifiestan al modelo UTE".

MASIFICACIÓN Y DÉFICIT DE TRABAJADORES

Por su parte, el sindicato CSIF ha alertado de la masificación del centro, en el que conviven 1500 internos en una prisión "concebida para menos de 1000 plazas".

Junto a ello, CSIF asegura que la plantilla de funcionarios del centro se encuentra "bajo mínimos y con déficit grave de trabajadores", lo que hace imposible garantizar la seguridad de trabajadores e internos.

"Existe una nefasta política penitenciaria en general, no pudiéndose excusar la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias en la apertura de nuevos centros para solucionar el problema, sino que éste va mucho más allá, por la falta de sensibilidad para afrontar los problemas y lo poco que interesan los funcionarios de prisiones y sus reclamaciones", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies