Centenares de empleados públicos muestran su rechazo a los recortes a la puerta de los centros de trabajo

Protestas funcionarios en Gijón
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 16:24:18 CET

CCOO anuncia un calendario de movilizaciones y USO no descarta que se vaya a una huelga general en otoño

GIJÓN/OVIEDO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios centenares de empleados públicos se han concentrado este viernes a la puerta de sus centros de trabajo en Gijón y, especialmente, en el caso de los trabajadores municipales, han acudido a la llamada de los sindicatos para manifestarse en la Plaza Mayor, frente al Ayuntamiento donde se estaba celebrando un Pleno Municipal.

Por parte de CCOO, el representante sindical en el Ayuntamiento Rubén Medina ha destacado que se trata de la primera de las movilizaciones de los empleados públicos para manifestar su indignación y su rabia por las medidas que va a aplicar el Gobierno Central, una vez que se aprueben en el Consejo de Ministros de este día, presidido por el Rey.

Ha apuntado que estas medidas son recortes de derechos a todos los trabajadores, no solo a los empleados públicos, así como a los pensionistas y todos los ciudadanos. Unos recortes contra los que están en contra.

Medina ha incidido en la distribución geográfica de los centros de trabajo del Ayuntamiento de Gijón, por lo que se recomendó que acudieran a la Plaza Mayor aquellos que pudieran hacerlo por razones de tiempo. Asimismo, ha indicado que les consta que las concentraciones también están teniendo lugar en los diferentes centros municipales, ya sea de atención ciudadana, bibliotecas, o deportivos.

También ha anunciado que al término de la concentración los representantes de las diferentes organizaciones sindicales mantendrán una reunión para decidir el calendario de movilizaciones, aunque ha avanzado que en la tarde del próximo día 19 se convocará una manifestación a nivel regional para expresar su repulsa a las medidas del Gobierno de la Nación.

Ha adelantado, eso sí, que no se tratará solo de movilizaciones, sino de actuaciones de muy diversa naturaleza. En este sentido, ha apuntado que se tratará de adaptar a la situación concreta de Gijón las movilizaciones que se convoquen a nivel nacional y regional. En este caso, ha indicado que próximamente se va a celebrar una asamblea de delegados de personal del ámbito municipal para coordinar las medidas que se tengan que tomar para responder "a estas agresiones", entre las que no se descarta posibles paros.

USO PIDE AL GOBIERNO QUE RECTIFIQUE

A la concentración, en la que han estado presentes los tres ediles de IU-LV, los cuales abandonaron el Pleno Municipal para participar en la movilización, ha asistido también el secretario general de USO en Asturias, Francisco Baragaño, quien ha apuntado que esta una más de las tantas hechas desde el Gobierno "tomó las riendas" y comenzó a hacer medidas perjudiciales para los trabajadores.

Ha incidido en que en este caso toca a los funcionarios, por lo que ha remarcado que se trata de "una vuelta de tuerca más a un colectivo masacrado durante tiempo" y donde la pérdida de poder adquisitivo de los últimos años es "bestial" en comparación con cualquier otro sector y que el Gobierno que cree que tiene "domesticado".

Baragaño ha animado a continuar con las movilizaciones hasta que el Gobierno rectifique, que se sumarán a las de otros sectores para dar lugar a "esa gran revuelta" que tiene que haber en el país para que este Gobierno cambie.

Ha remarcado que no esperaba otras formas del Gobierno y ha incidido en que lo que duele es el contenido de los recortes, que son "agresivos en todos los ámbitos", echando la culpa a los funcionarios, a los parados y en definitiva a todos los colectivos.

"Ya no sé cuántas vueltas de tuerca más puede aguantar el funcionariado", ha dicho antes de resaltar que el Gobierno no puede seguir "maltratando" a los trabajadores. Es más, ha aventurado que antes de que acabe el mes los pensionistas también se van a ver afectados por una nueva medida del Gobierno con la pérdida de una paga extraordinaria.

Baragaño ha augurado también que todo apunta a que habrá otra huelga general, aunque es difícil de prever. Sí que habrá, según él, movilizaciones sectoriales en todos los ámbitos con alguna movilización global. Ha remarcado que la huelga general es algo muy fuerte que hay que trabajar y que la sociedad tiene que asumir, para después señalar que si la situación no cambia de aquí octubre, fácilmente se esté hablando de una huelga general.