El CES dice que la opinión de Campa sobre la reforma laboral tiene "la importancia propia de la academia no de la realidad"

Actualizado 10/06/2009 19:57:05 CET

OVIEDO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Económico Social de España, Marcos Peña Pinto, afirmó hoy en Oviedo que todo lo que se haga en torno a una posible reforma de trabajo "tiene que hacerse en la mesa de negociación" y añadió que la opinión del nuevo secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, sobre este asunto "tiene la importancia propia de la academia no de la realidad".

Peña Pinto indicó que "estamos ante un partido complicado que no se juega en las gradas ni lo juegan las aficiones, sino que se juega en el campo de juego que no es otro que la mesa de negociación". "Lo que se haga se hará ahí, en la mesa de negociación, porque no lo dirá un listo, la decisión del experto titulado en Massachussets tiene la importancia propia de la academia no de la realidad", dijo.

A su juicio más que reformar el mercado de trabajo lo que hay que hacer es "reformar para el mercado de trabajo" porque hay muchos asuntos ajenos que afectan más que el propio mercado, como puede ser la educación. Así indicó que este país está reformando desde hace 30 años y los sindicatos se están sentando a negociar reformas desde ese tiempo, por lo que ningún progresista puede pensar que la reforma es contraria a la razón.

Peña Pinto hizo estas declaraciones momentos antes de protagonizar una ponencia sobre la 'Situación socioeconómica de España y el empleo', dentro de las jornadas organizadas por el CES de Asturias en las que se analizó el papel del sector público en tiempos de crisis.

Unas ponencias en las que también participó el director de la Fundación de Cajas de Ahorros, Funcas, Victorio Valle, que abogó por reforzar la obra pública y por llevar a cabo una reestructuración retributiva que implique subida de impuestos.

Sobre este asunto el presidente del CES manifestó "si bien es cierto que resulta fundamental reforzar la obra pública, la misma no aporta mucha mano de obra". En cuanto a los impuestos, indicó que la sostenibilidad del gasto público es primordial, pero lo primero que hay que hacer para ello es "mejorar la eficiencia y la gestión, haciéndolo más transparente y controlando el fraude fiscal". "Si todo ello no es suficiente habrá que hacer algo porque las cosas no se pagan caídas del cielo", dijo.

No obstante a su juicio la solución no pasa por subir los impuestos, sino por mejorar los ingresos a través de otras fórmulas, como el control del fraude fiscal y de la economía sumergida. Además manifestó que si se suben los ingresos deberá hacerse de manera equitativa.

En referencia a los últimos datos del empleo, el presidente del CES afirmó que, lo primero hay que tener en cuenta que el desempleo no es un dato económico sino un drama social, y añadió que "los datos no son malos en el sentido de que si se reduce el desempleo es mejor que peor, pero no es suficiente".

"En una época muy mala de España como fue 1993 y 1994, en 1994 se empezó a percibir que la cosa remontaba y en mayo la reducción del desempleo fue de 54.000 personas, el doble que ahora", dijo a modo de explicación y añadió que "el dato es bueno pero no significa nada importante y las obligaciones siguen pendientes de cumplimiento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies