El Congreso rechazará hoy exigir al Gobierno la retirada de la LOMCE, con los votos de PP, UPyD y Foro de Asturias

Actualizado 14/03/2013 9:36:51 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazará este jueves, con los votos de PP, UPyD y de Foro de Asturias, la iniciativa que instaba al Gobierno a retirar el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE), según han avanzado este miércoles en el Hemiciclo sus portavoces parlamentarios en la materia.

A instancias del Grupo Socialista, promotor de la moción, consecuencia de la interpelación que la semana pasada debatió con el ministro José Ignacio Wert, el resto de grupos parlamentarios han consensuado un texto en el que solicitan al Ejecutivo que no se continúe con la tramitación de la LOMCE, que ésta se retire, y una vez retirado el anteproyecto, se promueva un diálogo abierto con la comunidad educativa y administraciones competentes.

Eso sí, la suma de los votos del PP, UPyD y Foro de Asturias ya avanzada por sus portavoces en la materia supera al conjunto de estos, por lo que la iniciativa será rechazada previsiblemente este jueves en el Pleno, que es cuando se procederá a su votación.

En una reciente entrevista con Europa Press, el ministro calificó de "insólito" y de una "expresión de inmovilismo radical" el hecho de que los socialistas presentasen en la Cámara Baja una iniciativa para pedir la retirada del anteproyecto, cuando éste ni siquiera había llegado al Parlamento para su debate.

Así, recordó que lo que tenía que hacer el PSOE, cuando el texto llegase a las Cámaras, era "preparar una enmienda a la totalidad" si creía que esta reforma educativa no debía prosperar. No obstante, subrayó la "necesidad y conveniencia" de acordar con el principal partido de la oposición los "aspectos fundamentales" que tienen que ver con la arquitectura del sistema educativo.

APOYO A LA REFORMA "POR RESPONSABILIDAD"

Desde el PP, la responsable en Educación, Sandra Moneo, ha mostrado este miércoles en su intervención que su grupo político no comparte esta propuesta "por responsabilidad", ya que el objetivo de la moción socialista, a su juicio, es "obstruir" la mejora de la educación española.

Según ha recordado, el pacto que planteó el exministro Gabilondo "fracasó con todos los grupos parlamentarios" y el modelo que promueven de nuevo los socialistas no representa una alternativa para la educación en España, al "primar la ideología en lugar del interés general", mientras que el nuevo sistema que propone el PP "está basado en otros de éxito en Europa".

Desde UPyD, su 'número dos' en el Congreso de los Diputados, Carlos Martínez Gorriarán, no comparte cómo está tramitando el Gobierno la reforma educativa, si bien considera que deben ser los políticos, los "representantes públicos", los que "discutan de una vez sobre Educación".

El representante de Foro de Asturias en la Cámara Baja, Enrique Álvarez Sostres había presentado una enmienda a la moción socialista, que finalmente ha sido la única que no se ha incluido en el texto que han pactado las formaciones.

Aunque en su intervención el diputado ha criticado el procedimiento que ha llevado el Ministerio de Educación con la reforma educativa, cree que tacharla de "ideológica", como hace el PSOE, es un argumento que no se sostiene.

LA "CONTRARREFORMA" DEL GOBIERNO

Mientras, Mario Bedera, responsable de la iniciativa y portavoz del PSOE de Educación ha recordado que esta moción instaba al Gobierno a retirar la 'Ley Wert' en primer lugar por la forma en la que se ha desarrollado, después porque se ha recortado uno de cada tres en educación desde que el PP está en el Gobierno, aparte de que se prometió no aprobar ninguna ley educativa nueva.

Es más, sostiene que la "recentralización que plantea la reforma" va a acabar con la autonomía de los centros aunque, a su juicio, "lo peor" es que no se ha contado en todo el proceso con el sector educativo.

Igualmente, critica que esta ley atenta "frontalmente" contra la igualdad de oportunidades y desarrolla "una carrera de obstáculos" donde sólo los que tengan más recursos saldrán adelante y a los que no se les desviará por itinerarios segregadores o se les expulsará a través de las reválidas.

"Estamos ante una ley que no va contra el fracaso escolar sino contra los alumnos que fracasan", puntualiza.

Asimismo, cree que esta futura normativa subordina, siguiendo el modelo de la Comunidad de Madrid, la educación pública a la privada, creando una red pública donde irán los alumnos con más dificultades.

"Creo que Wert tiene talento y le reconozco un talento superior al resto de los ministros pero creo que no le ha llamado Dios por el camino de la Educación", ha sentenciado el socialista en su intervención, al mismo tiempo que ha llamado al consenso al Gobierno.

"TERRORISMO SOCIAL"

Desde ERC, Joan Tardà se ha sumado a la petición del PSOE de retirar la reforma de la Ley Educativa, al defender que esta normativa va en contra de los alumnos.

A su juicio, esta futura normativa supone "un arma mortífera contra la cohesión social". "Supone un terrorismo social bajo un discurso que parece hacer creer que el fondo es una reforma del sistema para segregar y abortar el ascenso social de los más desfavorecidos. Es una regresión a las cavernas democráticas del nacionalcatolicismo de la mano de Rouco Varela. En caso de que se apruebe esta ley en Cataluña nos declararemos insumisos y en mi país no se aplicará", ha advertido al Gobierno.

Después de esta intervención, el presidente del Congreso, Jesús Posada, le ha pedido que retirara la afirmación de que la LOMCE supone un "terrorismo social", a lo que Tardà ha recalcado que, aunque retire estas palabras, las sigue pensando.

Mientras, Caridad García Álvarez, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha criticado que desde que el PP está en el Gobierno se ha recortado la inversión en Educación cuando su papel es "básico" en la sociedad.

En su opinión, la Ley en la que trabaja José Ignacio Wert supone una "contrarreforma mercantilista" que cree que debería denominarse "Ley que Ofende y Menosprecia a la Ciudadanía y a la Educación", en referencia a las siglas de la futura normativa (LOMCE).

Martí Barberá, de CiU, ha mostrado su "desilusión" porque los dos partidos mayoritarios no alcancen el consenso en materia educativa y ha propuesto la elaboración de un nuevo texto.

De hecho, ha destacado que el modelo educativo catalán es de "éxito", al mismo tiempo que ha subrayado que queda camino por recorrer en la mejora de la calidad educativa donde "nunca" habría que darse por satisfecho. "Creemos necesario retirar este texto sobre el cual un pacto de estado es imposible y promover un diálogo abierto", ha señalado.

Por parte del PNV, la diputada Isabel Sánchez ha recordado que el modelo educativo del País Vasco obtiene mejores resultados que en otras zonas de España y, por ello, no acepta esta reforma educativa que plantea el Gobierno, al haber alcanzado el País Vasco ya muchos de los objetivos recogidos en la LOMCE. Al mismo tiempo, ha criticado que esta normativa relega el euskera en la enseñanza, y no respeta las competencias autonómicas.

No se trata de la primera iniciativa que el PSOE registra en la Cámara Baja para que el Gobierno retire la reforma educativa en la que está trabajando. Precisamente, presentó el mes pasado en una de sus 15 propuestas de resolución al Debate sobre el Estado de la Nación la petición de que el Gobierno retirara la LOMCE, aunque sin éxito, puesto la iniciativa no salió adelante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies