El Congreso urge al Gobierno a definir el control y la gestión de las subvenciones públicas a entes culturales

Centro Niemeyer. Día de la inauguración.
EUROPA PRESS
Actualizado 26/02/2013 21:37:27 CET

MADRID/OVIEDO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso insta al Gobierno a definir los rasgos generales de la política de control de las subvenciones y aportaciones a entes y fundaciones privadas en los que participe o apoye, en cooperación cultural en régimen de concurrencia competitiva o en cualquier otra modalidad.

Se trata de la única de las cuatro reclamaciones formuladas por Foro de Asturias en su moción, consecuencia de interpelación que se debatió hace un par de semanas en la Cámara Baja entre el ministro de Industria, José Manuel Soria --que sustituyó al responsable de Cultura por problemas de agenda--, junto con el portavoz de FAC en el Congreso, Enrique Álvarez Sostres, que ha sido refrendada en la Cámara Baja este martes, frente a las irregularidades detectadas en la Fundación Niemeyer de Avilés (Asturias).

En concreto, este punto ha contado con el respaldo de todos los grupos parlamentarios, salvo de CiU, UPyD y PNV, que se han abstenido en la votación.

El diputado asturiano ha solicitado también en su intervención, aunque sin éxito, que el Ejecutivo adoptase las medidas necesarias para que, en tanto no se sustancien las responsabilidades existentes en la administración y gestión de la Fundación Niemeyer, se paralice cualquier posible subvención o transferencia que provenga de los Presupuestos, ya sea por vía directa o a través de los presupuestos de las entidades que forman parte del Estado, "como pudiera ser la autoridad portuaria de Avilés".

Al mismo tiempo, ha solicitado un ejercicio de "responsabilidad civil", tras la imputación judicial de algunos gestores, a través del Ministerio de Educación, frente a los gestores de la Fundación y, en su caso, frente a las personas físicas representantes de los patronos públicos en los años en los que se generó la deuda, al ser responsables de la misma, de acuerdo con el Código Civil, así como con la Ley de Fundaciones.

"Todo ello con el fin de que no recaiga sobre los ciudadanos una nueva carga económica por las deudas económicas", ha resaltado el diputado de Foro de Asturias, después de que la Fundación se haya convertido en "un escándalo de gigantes proporciones" a causa de una "nefasta e irregular administración económica" por parte de sus gestores y de la permisibilidad de sus patrones, con incumplimientos "formales graves" en materia de subvenciones y de obligaciones de la Fundación, y con "presunta" malversación de caudales públicos.

En el debate parlamentario, Soria pidió "prudencia" y "cautela" hasta que no sean finalizados los trabajos de la comisión de investigación que está verificando las supuestas irregularidades en la gestión del centro.

"Importa más una comisión que aún no ha empezado sus investigaciones que una imputación. Ver, oír para creer", ha criticado Sostres, mientras que desde el PP, Carmen Rodríguez Maniega, ha recalcado que su grupo parlamentario siempre ha sido "muy crítico" sobre la "nefasta gestión" del centro y su "falta de transparencia".

"Tengan la seguridad de que en el PP somos partidarios del rigor en la justificación de todos los euros que los ciudadanos depositan en nuestras manos. Insistimos en la prudencia que pidió el ministro", ha subrayado, al mismo tiempo que ha avanzado que presentará una iniciativa parlamentaria al respecto.

Desde el PSOE, Maria Virtudes Monteserín, cree que Foro de Asturias insiste en sembrar dudas y restar apoyos al centro cultural. "El centro necesita la implicación de todos, de las administraciones y del mecenazgo también, ahora alejadas por este ruido sobre el centro. Sus insidias y las del señor Cascos desaparecerán pero el Centro Niemeyer permanecerá blanco y limpio como lo ideó su arquitecto", ha sentenciado.

FALTA UNA LEY DE MECENAZGO

En opinión de Monsterrat Surroca, de CiU, en la moción "faltan elementos de juicio" para asumir las medidas que se proponen. No obstante, CiU asume la necesidad de un estricto control por parte de las administraciones sobre las subvenciones públicas de fundaciones culturales", sostiene la nacionalista catalana, a la vez que reitera la necesidad de aprobar una Ley de Mecenazgo.

Desde UPyD, Toni Cantó ha subrayado que ya hay un procedimiento jurídico abierto en Asturias donde se van a ver las responsabilidades en este caso, al mismo tiempo que en el Parlamento asturiano se ha abierto una comisión de investigación al respecto.

"Quisiéramos hablar pronto de una ley de transparencia que nos permita tener una trazabilidad real sobre la gestión cultural. Se siguen haciendo desmanes con la programación de contenedores culturales", ha indicado, al mismo tiempo que reclama al Ejecutivo una Ley de Mecenazgo y que la gestión cultural se aleje de los vaivenes políticos.

Por su parte, Gaspar Llamazares, diputado asturiano de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha criticado entre otros puntos la composición del patronato de la fundación, así como su gestión técnica que, a su juicio, "deja mucho que desear en el despilfarro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies