Corporación y sindicatos se unen en defensa de la Fábrica de Armas ante el "engaño social" de General Dynamics

El alcalde de Oviedo con concejales de IU
EUROPA PRESS
Actualizado 27/02/2013 14:35:47 CET

Llaman a la unidad de toda la sociedad asturiana en defensa del futuro industrial de la región

OVIEDO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Corporación municipal de Oviedo se ha unido este miércoles en Pleno extraordinario, junto a las organizaciones sindicales, en defensa del futuro de la Fábrica de Armas de Trubia y contra los despidos planteados por la multinacional General Dynamics.

La lectura de una proposición conjunta de los cuatro grupos municipales a la que seguirá una moción y varios comunicados leídos por los representantes de CCOO, UGT y OSOA sirvieron para dejar patente el "más absoluto rechazo al expediente planteado por la compañía" a la que acusa de haber llevado a cabo un "engaño y estafa social".

Tras la lectura de los diferentes comunicados cada grupo político ha dejado patente su postura. Así, desde el grupo de Gobierno, el alcalde Agustín Iglesias Caunedo, ha indicado que de lo que se habla es de la defensa de la industria de defensa terrestre en España.

Ha añadido que por encima de los intereses partidarios de cada uno estamos ante un grave problema que exige compromiso y seriedad para lograr el más alto consenso posible de la sociedad asturiana en defensa de la industria de defensa y la Fábrica de Armas de Trubia.

"La fábrica forma parte de la historia de Oviedo, hablamos del futuro industrial de Oviedo y de Asturias y tenemos que mostrar nuestro más profundo y frontal rechazo a la decisión de la compañía", ha dicho Caunedo, que ha elogiado la actitud de los sindicatos.

Ha indicado que es deseo de todos que la fábrica de Trubia mantenga su empleo por lo que ha pedido que de manera unitaria todos sean capaces de defender un plan frente al "engaño de General Dynamics". "Ahora vemos que el expediente que nos presentaron era falso.

DESDE LA LEALTAD INSTITUCIONAL

Desde la lealtad institucional seguiré transmitiendo al Gobierno de España nuestra postura en defensa de la Fábrica, ya lo he hecho y no perderé ocasión de volver a hacerlo", ha dicho Caunedo que ha insistido en que "todo será más fácil si hay una postura común sin carambolas políticas y con la reivindicación también de los gobiernos autonómicos".

Desde Foro Oviedo, el portavoz Andrés Llabona, ha asegurado que los asturianos no se merecen el trato recibido por la multinacional, por lo que "no se va a consentir". Ha insistido además en la idea de unidad y ha destacado que en la defensa del futuro de Santa Bárbara "las ideologías deben quedar a un lado".

"Defendemos de la industria asturiana que está a un paso de la desaparición. Ha habido una clara maniobra de ocultación y engaño, el plan ya estaba urdido y sólo busca aniquilar la factoría", ha dicho el edil de Foro que ha animado al alcalde "dar un paso al frente porque este no es momento de réditos políticos".

El que fuera trabajador y representante en el comité de la Fábrica de Armas, el socialista amador García, ha indicado que "cuando el cadáver de La Vega aún está caliente, la empresa de nuevo presentan un plan de cierre". "Ahora se quitan la careta del todo, se sienten crecidos y plantean la aniquilación de la industria militar en Oviedo, una industria con más de 200 años de historia y actividad ininterrumpida. Ahora ya nos han perdido el respeto", ha dicho García..

El edil socialista se ha mostrado muy crítico con los gobiernos del PP y ha asegurado que la Fábrica de Armas ha llegado a esta situación por decisiones cien por cien políticas. "Estamos ante una estrategia elaborada y concebida por el PP antes de llegar a Moncloa en 1996 y ahora, de nuevo en el Gobierno tratan de ejecutarla cuanto antes tienen mucha prisa por trasladar este negocio a sus socios, ahora no hay oposición política ni dinero. Seamos sensatos y dejemos de engañar a la gente", ha dicho.

No obstante ha indicado que los responsables políticos del PP en Asturias nunca han faltado a dar su apoyo, aliento y participación, incluso colaboración personal y económica a los trabajadores de la Fábrica de Armas.

"Alcalde cuenta con todo el apoyo de los grupos, de los ovetenses y de la razón. Esto no lo podemos aceptar, hay que plantarse, ni una concesión, ni un milímetro. A defender esto cueste lo que cueste, pase lo que pase y todos juntos", ha dicho Amador García. El portavoz de Izquierda Unida, Roberto Sánchez Ramos, ha indicado que "lo que está ocurriendo es un fraude, engaño y estafa social, operado por una empresa y por un Ministerio que han falseado y roto el contrato social que tenían con sindicatos, trabajadores e instituciones como el Ayuntamiento de Oviedo".

Sánchez Ramos ha advertido que sin industria no hay futuro y sin fábricas no hay Oviedo, por lo que es indispensable la necesidad de que se paralice el expediente planteado por la multinacional. "Nosotros no vamos a dejar solos a los trabajadores en esta pelea. Exigimos retirada inmediata de los despidos y que se abra una negociación", ha dicho.

POSTURA DE LOS SINDICATOS

Desde el sindicato CCOO, su portavoz Joaquín García, ha indicado que la decisión de la compañía es "incomprensible", sobre todo si se tiene en cuenta que se ha tomado meses después del cierre de la factoría de La Vega y ha indicado que los sindicatos están convencidos de que hay una solución no traumática a la situación, por lo que ha agradecido el apoyo de los grupos y les ha pedido que sigan luchando.

Por parte del sindicato independiente OSOA, su representante Joaquín Argüelles, además de pedir el apoyo a la corporación ha destacado que el engaño por parte de la compañía y del Ministerio de Defensa "es evidente tras la fusión de las factorías". "La fusión era un desastre cantado y hay que admitir que nos engañaron, algunos lo hemos dicho, era cantado lo que nos iba a pasar", ha destacado el representante de OSOA.

Desde UGT, Álvaro García, ha indicado que los sindicatos en Madrid negociando, en Trubia encerrados e interviniendo en el Ayuntamiento no sólo están defendiendo sus puestos de trabajo, sino el futuro industrial de Asturias. "Esta empresa fue privatizada porque según el gobierno de turno no tenía futuro y ahora su actitud es de auténtico terrorismo laboral, nosotros seguiremos con nuestra lucha por garantizar la viabilidad de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo", ha destacado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies