La CSI denuncia ante Inspección de Trabajo el "incumplimiento" de las normas de seguridad en Armon Gijón

Actualizado 15/03/2013 14:12:49 CET

GIJÓN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Corriente Sindical de Izquierda (CSI) ha denunciado ante Inspección de Trabajo lo que consideran el incumplimiento legal en materia de seguridad y de Prevención de Riesgos Laborales, así como del Estatuto de los Trabajadores y del convenio del Metal, en los trabajos que se están desarrollando en Armón Gijón por los trabajadores de la subcontrata Montajes Nervión desde septiembre de 2012. La denuncia va dirigido contra ambas empresas.

En este sentido, ha solicitado a la Inspección que "urgentemente" verifique los términos de la denuncia y que requiera a la empresa que cese "de forma inmediata en las aptitudes que constituyen claramente una infracción de la legislación laboral vigente" y, en su caso, proceda a establecer las sanciones correspondientes. Han recordado, en este sentido, el accidente sufrido por un trabajador el pasado 26 de febrero.

Entre otras cosas, señalan que los trabajos de soldadura son especialmente "penosos", al no disponer de extracción de humos o alumbrado, además de hacerse en espacios "confinados" que carecen de detectores de CO2 y oxígeno. Tampoco Montajes Nervión paga a sus empleados los complementos de "tóxicos, penos y peligrosos" pese a trabajar en esas condiciones.

También apuntan a deficiencias en los Equipos de Protección Individual (EPI), que a veces no se tienen completos cuando se necesitan y que, según CSI, son de peor calidad en el caso de los peones y de mejor en el de los oficiales. No se les permite a los trabajadores de disfrutar de descansos compensatorios ni se elabora un calendario, según el escrito presentado.

Además, se incide en que los trabajadores de Montajes Nervión no cuentan con botiquín de primeros auxilios, por lo que los accidentes leves son atendidos en el almacén por el jefe de Prevención de Riesgos Laborales de la empresa, el cual carece de medios y titulación. El sindicato recalca que este "presiona" a los trabajadores para que no vayan a la Mutua durante la jornada laboral, a lo que añaden que la mayoría son eventuales y tienen miedo a perder el trabajo.

Asimismo, el sindicato ha apuntado a fallos de seguridad en el montaje de andamios, mientras que tampoco se facilita ningún tipo de andamiaje a los trabajadores que deben introducirse en cubas de entre siete y ocho metros de profundidad. En este punto, según la denuncia, Armón aduce que carece de medios económicos para mejorar el andamiaje. También el alumbrado lo consideran "insuficiente", además de que en algunas zonas faltan barandillas de seguridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies