¿Qué debes saber sobre el Neumococo (Streptococcus pneumoniae)?

La vacuna del neumococo
THINKSTOCK
Publicado 18/05/2017 17:50:46CET

OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La infección por Neumococo (Streptococcus pneumoniae) produce un amplio rango de patologías desde enfermedades comunes del tracto respiratorio superior hasta formas graves de enfermedad invasora (EIN) como neumonía, meningitis o septicemia, según un documento de la Comisión de Salud Pública, ratificado el 3 de mayo de 2006.

Se han identificado 40 serogrupos de Streptococcus pneumoniae que incluyen 90 serotipos diferentes, muchos de ellos con capacidad potencial para producir enfermedad invasora, si bien se estima que el 62% de enfermedad invasora está producida por los 10 serotipos más frecuentes.

Los síntomas pueden incluir fiebre y dificultad respiratoria en el caso de la neumonía; o fiebre, vómitos, irritabilidad y cefalea en el caso de presentar meningitis pudiendo dejar secuelas auditivas y neurológicas. Algunas veces, la bacteria se puede propagar de la nariz y la garganta hasta la sangre o los pulmones, causando enfermedad grave. Otras veces, se puede propagar a los oídos o los senos nasales, causando infecciones leves.

Hay un riesgo más alto de desarrollar una infección neumocócica o de presentar formas graves si existen procesos crónicos o enfermedades de base que alteran la capacidad inmunológica del huésped. La vacuna conjugada heptavalente (PVC-7) se aprobó en el año 2000 en Estados Unidos por la Food & Drugs Administration (FDA), indicada para la enfermedad neumocócica invasora en menores de 5 años.

En Europa la vacuna cubre menor número de serotipos prevalentes comparado con Estados Unidos, en torno al 75% y en Asia un 43,1%. Estudios respecto de la cobertura teórica de la vacuna en España, en el periodo de 1990 a 1996, describían que un 68,2% de los serogrupos/serotipos circulantes, en niños de 0 a 4 años, estarían cubiertos por la vacuna PCV-7 en nuestro país (3-5).

En España, la Comisión de Salud Pública, en su reunión de 21 de junio de 2001, recomendó la vacuna para inmunización activa contra las enfermedades invasoras (bacteriemia, sepsis, meningitis y neumonía bacteriémica) en niños entre 2 meses y 5 años que presentan enfermedades crónicas, en niños inmunocomprometidos con mayor riesgo de padecer enfermedad neumocócica o sus complicaciones y en niños con infección por VIH sintomáticos o asintomáticos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies