Se decreta prisión para un detenido por robar en naves de polígonos industriales en Gijón, Siero y Lugo

Publicado 21/03/2015 13:52:51CET

OVIEDO, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un detenido por robar en oficinas de las naves situadas en polígonos industriales de Gijón, Siero y Lugo ha pasado este viernes a disposición judicial y ha sido decretado su ingreso en prisión. La detención fue realizada este miércoles por la Policía Nacional, que también detuvo a su pareja sentimental por colaboración.

Esta investigación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada de Policía Judicial de La Comisaría de Gijón que han observado que actuaba aprovechando el tiempo de descanso para la comida de los trabajadores y accedía a las oficinas, fracturando las puertas, para llevarse el dinero de los cajones, las cajas de caudales, móviles u ordenadores. En total se le imputan once robos en naves de Gijón, Siero y Lugo.

La operación se inició a finales del año pasado cuando se recibió la primera denuncia del robo en una nave del polígono de Tremañes de Gijón. En estos meses se recibieron otras denuncias que recogían un mismo modo de actuar por lo que las pesquisas se centraron en localizar a una persona que estaría actuando en naves de la zona Oeste de la ciudad.

Según indica la Policía Nacional en nota de prensa, algunos denunciantes "pudieron aportar las características físicas de un hombre de unos cuarenta años que había sido visto momentos antes merodeando por las naves violentadas y que al ser interrogado por el motivo de su presencia en la zona alegaba estar buscando trabajo, ser un camionero que se había extraviado u otras excusas similares".

Con todos los datos recabados se establecieron distintos dispositivos para la localización de la persona investigada que dieron como resultado su identificación y detención este miércoles, momento en el que ya pesaban sobre él diez reclamaciones judiciales, cinco de ellas de Juzgados que ordenaban su ingreso en prisión por delitos y condenas anteriores.

"Los investigadores han constatado su participación en diez robos cometidos en Asturias --nueve en Gijón y uno en Siero-- y otro más en Galicia, en un polígono de Lugo; así como que actuaba a plena luz del día accediendo a las oficinas de las naves mediante la fractura de su puerta con una pequeña herramienta o con una patada y se apoderaba del dinero, móviles u ordenadores", explica la Policía.