El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que investigue el caso de denegación de fecundación in vitro a una asturiana

 

El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que investigue el caso de denegación de fecundación in vitro a una asturiana

Actualizado 09/11/2011 17:35:10 CET

OVIEDO, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Paciente ha pedido al Fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Gerardo Herrero, que investigue el caso de una mujer a la que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) le ha denegado continuar con los tratamientos de fecundación in vitro.

Según indica la denunciante, Andrea M., quiere "resolver este tema como sea" después de que hace meses se diera a conocer su caso en los medios de comunicación y tras reunirse con el anterior Consejero de Salud y Servicios Sanitarios del Principado, Ramón Quirós.

Andrea M. lamenta que desde la Consejería se limitasen a argumentar que ni ella ni su mujer tienen problemas de esterilidad y que esa prestación se da a parejas en las que uno de los dos tenga un problema.

Esta mujer inició los tratamientos sin éxito en 2010 e intentó nuevamente retomar el proceso en marzo de este año sin lograr la autorización de la Administración, por lo que puso su caso en conocimiento del colectivo de lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales de Asturias (Xega).

Xega sostiene, al respecto, que la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, permite el acceso a estas técnicas de todas las mujeres con independencia de su estado civil y orientación sexual.

Inicialmente, le prescribieron la medicación necesaria para la estimulación ovárica previa a la inseminación artificial, que fue autorizada en el Área de Inspección de Mieres, aunque falló.

Cuando acudió a pedir la autorización de las nuevas recetas, el Inspector de Prestaciones de Mieres se negó a autorizarlas "sin ninguna explicación", apunta. En espera de que solucionara el problema, en la farmacia le proporcionaron la medicación que necesitaba, pero la inseminación falló de nuevo.

Así, en marzo de 2011 Andrea M. acudió por tercera vez al Área de Inspección de Mieres con nuevas recetas pero le denegaron la medicación, argumentando que ese tratamiento lo tenía que autorizar la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde le dijeron que "nunca antes" habían denegado el tratamiento a ninguna mujer.

Con todo, quiere saber "qué pasó de un día para otro para que dejaran a medias su proceso" ya que "estas cosas no se pueden dejar a medias y menos discriminar a nadie".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies