Desarticulados en Oviedo dos puntos de distribución de cocaína en Asturias

Actualizado 06/12/2009 14:38:26 CET

OVIEDO, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado en las dos últimas semanas a dos importantes puntos de distribución de cocaína que operaban en Oviedo. Fueron dos operaciones que han llevado a la cárcel a tres individuos. Dos de ellos operaban en bares de alterne, mientras que el tercer detenido era propietario de un local.

Por lo que respecta a la operación en la que C.A.F., hombre de 36 años, nacido y con domicilio en Oviedo, y J.C.G. hombre de 33 años nacido y con domicilio en Oviedo, fueron detenidos, ellos se dedicaban a transportar importantes cantidades de cocaína que una vez en Asturias distribuían presuntamente a los lugares de alterne de la región, según informó la Policía en una nota de prensa.

Lo más curioso de estos individuos es el lugar que habían elegido para llevar a cabo las labores de envasado y distribución, que no era otro, que el coche de uno de ellos, donde tenían escondido una construcción metálica y un gato hidráulico diseñado para realizar funciones de prensa. El coche permanecía estacionado en el interior de un garaje donde el movimiento de los dos presuntos traficantes pasaba desapercibo.

Tras ponerse en contacto con sus clientes estos dos individuos, aprovechando la discreción de la noche, se dirigían al parking donde se encontraba su vehículo y una vez dentro daban comienzo al procedimiento de prensado y envasado. Los encargos oscilaban entre un kilo y kilo y medio.

La detención se llevó a cabo la semana pasada siéndoles incautado en el interior del maletero del coche la prensa a la cual sólo era posible acceder si se retiraba los respaldos de los asientos traseros.

Esta presa debía se utilizada en posición vertical y cuando los investigadores liberaron la presión del gato hidráulico extrajeron "el molde" donde se alojaba la sustancia estupefaciente que se pretendía compactar y que ascendía prácticamente a un kilo de cocaína.

Además bajo los asientos traseros del vehículo se localizaron otros dos paquetes de cocaína con un peso total de medio kilo en total, así como 187 gramos de sustancia de corte. En el registro de uno de los domicilios fueron incautados 58.725 euros en metálico escondidos en una caja de cartón detrás de un armario.

BAR

La segunda operación tuvo lugar el miércoles y se saldó con la detención de un joven de 35 años propietario de un bar. Fue hace aproximadamente un mes cuando el Grupo de Estupefacientes de Oviedo, comenzó una investigación centrada en el propietario de un bar del barrio de Pumarín, al que acudían numerosos toxicómanos los cuales, tras contactar con él y después de una breve entrevista, realizaban un intercambio de un pequeño objeto por lo que parecían billetes de dinero.

En otras ocasiones incluso emprendían un paseo por las calles cercanas y tras realizar dicho intercambio se separaban. Todos estos clientes nunca consumían nada en el local, simplemente hacían el intercambio y abandonan el local en dirección a la plaza del Milán.

Una vez que se hubo obtenido todos los datos acerca de quién era esta persona y sobre la doble actividad "empresario-traficante" que presuntamente estaba llevando acabo, el grupo decidió proceder a su detención el día dos de diciembre en el interior del local donde le fue incautada una caja metálica de color verde escondida en la cocina que contenía dos trozos de hachís con "muescas de precorte" con un peso de 41,2 gramos.

También se detectó otra caja metálica de color marrón escondida en un piso superior, conteniendo tres trozos de hachís, el mas grade con "muescas de precorte" con un peso de 39,3 gramos

En el registro de su domicilio se incautaron cinco planchas de hachis, con un peso total aproximado de 499 gramos, un trozo de polen de hachis con un peso de 42 gramos, una bolsa de la cocaína, con un peso aproximado de 285 gramos, una bolsa de cocaína con un peso aproximado de 5,7 gramos, además de otra bolsa de cocaína, con un peso aproximado de 1,2 gramos.