Detenida una mujer por sustraer joyas a otra con la que entabló amistad en un bingo

Publicado 16/02/2018 13:27:13CET

La arrestada se hizo pasar por guardia civil para ganarse su confianza y le pidió dinero para operar a su hija

GIJÓN, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional en Gijón han detenido a una mujer, de 38 años, acusada de engañar a una vecina de este municipio, de 85 años, para ganarse su confianza y poder sustraer joyas de su vivienda. Además, la detenida, que dijo ser guardia civil, pidió dinero a la víctima para supuestamente costear los gastos médicos de una hija enferma, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

La investigación se inició con la denuncia de una vecina de Gijón, de 85 años, tras comprobar la sustracción de unas joyas de su domicilio. La víctima dijo sospechar de una mujer que había conocido en un bingo y que le había acompañado a casa en alguna ocasión.

Tras valerse de varios engaños para ganarse su confianza, le pidió dinero para realizar una operación a su hija que no cubría el seguro y que costaba 1.500 euros. La víctima se fue percatando de que las visitas de la mujer coincidían con la desaparición de sus joyas, entre las que se encontraba un reloj de oro de gran valor económico y sentimental.

Los agentes de la Comisaría de El Coto comprobaron que las joyas sustraídas habían sido vendidas en dos comercios de Gijón por una mujer que fue reconocida por la víctima como su supuesta amiga. Asimismo, se constató que la mujer contaba con un amplio historial delictivo por estafas, falsificación de documentos y hurto.

La misma mujer ya había sido detenida el pasado día 7 como autora de un delito de apropiación indebida. En esta ocasión se había hecho pasar por militar con destino en Cabo Noval para que una administración de lotería le proporcionasen décimos por valor de 1.400 euros, para supuestamente venderlos en el cuartel para el Sorteo del Niño.

Llegado el plazo del pago del dinero, la mujer empezó a poner excusas para abonar la cantidad debida, supuestamente porque a ella no le habían pagado muchos compañeros por estar de maniobras. Pasado el tiempo sin pagar la lotería y sin ninguna justificación para la demora, el vendedor interpuso una denuncia, tras lo que la mujer fue localizada y detenida.