Detenidas cuatro personas por simular un accidente de tráfico para estafar a sus aseguradoras

Publicado 16/05/2018 17:48:59CET

GIJÓN, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro vecinos de Gijón, tres mujeres y un hombre, acusados de simular un accidente de tráfico entre sus vehículos para estafar a sus respectivas compañías de seguros.

La investigación se inició por la denuncia interpuesta por una de las compañías aseguradoras a la que se le reclamaba el pago de 15.508 euros por los daños ocasionados en un accidente de tráfico, en el que uno de sus vehículos asegurados había colisionado con otro coche.

El montante solicitado correspondía a los daños ocasionados en la carrocería del coche y por las lesiones sufridas por sus tres ocupantes, el conductor, la copiloto y la hija de ambos, menor de edad, que iba en la parte de atrás cuando sufrieron el siniestro.

Según ambas partes, sus coches habían colisionado en un desvío habiendo impactado uno de los turismos contra el lateral del otro por no haber respetado la señalización. El coche que había golpeado al otro iba ocupado por dos mujeres, y el que había sufrido los daños llevaba a bordo una familia, el conductor, su mujer y su hija.

Las declaraciones y el croquis reflejado en el parte amistoso no se correspondían con los daños observados en los vehículos, muy superiores a los reflejados, por lo que la compañía de seguros a la que se le reclamaba la indemnización puso estas supuestas irregularidades en conocimiento de la Policía.

En el transcurso de la investigación se comprobó que los daños sufridos por el vehículo golpeado no se podían corresponder a un solo impacto, sino que debía haber sido embestido en varias ocasiones, ya que presentaba todo el lateral abollado, con los hundimientos de las puertas separados entre sí.

Además, también descubrieron que los ocupantes de ambos coches mantenían relaciones familiares a pesar de que ellos habían declarado no conocerse y no haber tenido ningún tipo de contacto previo.

Los agentes averiguaron que la compañía aseguradora del vehículo que presentaban los desperfectos ya había abonado por el siniestro 4.365 euros y que sus ocupantes reclamaban el pago de 15.508 euros a la compañía del contrario por los daños y las lesiones sufridas.

Comprobado el supuesto fraude, se citó de nuevo a las mujeres que supuestamente habían causado el accidente, quienes reconocieron que había pactado un siniestro con unos familiares con el único objetivo de cobrar de las compañías aseguradoras. Fueron detenidos los ocupantes de ambos vehículos, tres mujeres y un hombre, como supuestos autores de un delito de estafa.