Detenido el autor de varios hurtos en un gimnasio de Oviedo

Actualizado 27/04/2013 15:34:39 CET

OVIEDO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha informado de la detención de un varón como autor de varios hurtos de efectos personales en un gimnasio de la Plaza Concha Heres, en Oviedo. Los agentes le seguían los pasos desde hacía un mes, cuando fueron denunciadas varias sustracciones y surgieron las primeras sospechas.

Según informa la Policía Nacional, a través de una nota de prensa, iniciadas las investigaciones y en colaboración con la dirección del centro, se pudo determinar que efectivamente habían recibido quejas sobre frecuentes hurtos o robos en la zona de vestuarios masculinos del citado gimnasio, y que algunos habían presentado denuncia en la Comisaría de Policía y otros no.

Al haber un registro de entrada de personas que accedían al citado centro se pudo determinar que las sustracciones se efectuaban por las tardes, y que había una coincidencia de una determinada persona, que siempre que se producían los hechos delictivos, se encontraba en el interior de las instalaciones.

Al resultarle sospechoso a los policías que estaban realizando la investigación, se le sometió a un seguimiento, pudiendo determinar que una vez que se producía la sustracción, el sospechoso se dirigía a las inmediaciones de un conocido establecimiento de compraventa de objetos usados de Oviedo, donde contactaba con otras personas a las que vendía los objetos sustraídos, generalmente teléfonos móviles, tablets, mp3, ropa de gimnasia, zapatillas, gafas, mochilas, etc. En otras ocasiones los objetos los vendía a conocidos, en todo caso, por un precio muy inferior al de mercado.

Las sustracciones las efectuaba mientras los usuarios se estaban duchando, ya que generalmente dejaban abierta la taquilla donde guardaban los objetos, y el delincuente los metía en la suya para posteriormente salir con los efectos en su mochila sin levantar sospechas.

Una vez que se constataron los hechos se procedió a su detención por los delitos de robo y hurtos continuados, reconociendo los hechos de al menos 7 asuntos denunciados, así como de algún otro que no había sido denunciado, manifestando no recordar los efectos que había sustraído en estos casos no denunciados.

Como disculpa, manifestó que se encontraba en paro y su madre tenía problemas económicos, por lo que necesitaba dinero para poder subsistir, y todo el dinero que recaudaba se lo entregaba a su madre para que pudiera comprar comida.

Parece ser que también ha podido actuar en otros gimnasios municipales y en el Polideportivo de San Lázaro.

Algunas prendas sustraídas las tenía aún en su poder, extendiéndose la correspondiente acta de incautación, pasando el detenido y los efectos sustraídos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

La Policía quiere recordar la conveniencia de aportar en las denuncias el mayor número de datos de los efectos sustraídos, como IMEI de teléfonos móviles, nº. de serie de productos de telefonía, marcas y modelos de otros efectos como ropa, mochilas, etc., para facilitar la investigación de los Policías y el esclarecimiento y posterior restitución de los efectos sustraídos a sus legítimos propietarios.