Detenido un hombre en Gijón por conducir de forma temeraria y desobedecer a los agentes

Actualizado 18/05/2012 17:00:32 CET

OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Gijón detuvieron el pasado día 16 a las 20.30 horas, a un ovetense de 23 años de edad por conducir de forma temeraria cuando los agentes trataron de interceptarlo. El vehículo fue intervenido y enviado al Depósito Municipal.

Los hechos habían sucedido el pasado día 14 a las 21.00 horas, cuando los Policías efectuaban controles preventivos en movimiento, detectaron un vehículo Mercedes ocupado por cuatro varones cuya actitud y perfil encajaba dentro de las personas buscadas sospechosas de cometer ilícitos penales.

Cuando trató de detener el coche e identificar a sus ocupantes, el conductor hizo caso omiso a las indicaciones policiales aumentando significativamente la velocidad de la marcha y efectuando maniobras evasivas, derrapando e introduciéndose en vías de Tremañes saltando la mediana.

Incluso se introdujo a alta velocidad por una zona de lavado de presión de vehículos saliendo de nuevo a la incorporación de la vía en sentido contrario para después acceder a la autopista en dirección a Oviedo.

Esta conducción temeraria "ponía claramente en peligro la integridad de otros conductores y la de los propios agentes que no podían seguirle sin el menoscabo de la seguridad de conductores y viandantes".

Pese a solicitar el apoyo de otros Cuerpos policiales, los jóvenes huyeron a bordo de su vehículo, desviándose en Polígonos próximos a Oviedo y sin llegar a entrar en la ciudad.

Se incrementaron entonces las vigilancias en las zonas periféricas y así el pasado día 16 se volvió a encontrar a las 20.00 horas el mismo vehículo en la Avenida Príncipe de Asturias, por lo que en esta ocasión se solicitaron refuerzos preventivos y fueron detenidos sin permitir ningún tipo de maniobra reactiva de fuga.

El conductor, natural de Oviedo y vecino de San Andrés de los Tacones, fue detenido por un delito contra la seguridad de tráfico y por desobediencia. Sus tres acompañantes, dos ellos vecinos de Gijón y otro de Sama de Langreo, fueron identificados en Comisaría ya que carecían de documentación y se comprobó que dos de ellos contaban con un amplio historial delictivo por robos.

El detenido y sus acompañantes no dieron razón de su actitud y solamente alegaron que se habían asustado ante la presencia policial. Se investiga ahora su posible participación en hechos delictivos cometidos en esta Comunidad y que justificaría su temor a ser detenidos.