Duro Felguera culmina el montaje de los pórticos de descarga de buques de la nueva terminal de Endesa en El Ferrol

Actualizado 19/05/2008 14:12:45 CET

OVIEDO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Duro Felguera ha culminado el montaje de los pórticos de descarga de buques en la nueva terminal de Endesa en El Ferrol. La operación duró cuatro días debido al volumen de la estrutura. Cada pórtico tiene un peso de 1.600 toneladas, una longitud de 104 metros y una altura de 61. Para la maniobra del puerto exterior de El Ferrol se utilizaron cuatro grúas de oruga que disponen de plumas de celosía de 84 metros de altura. Las grúas fueron trasladadas por piezas desde diferentes lugares de España, empleando 120 camiones especiales, cincuenta operarios y ocho días de trabajo para su armado.

La terminal dispondrá de dos pórticos de descarga gemelos con una longitud de 104 metros y peso de 700 toneladas, según informó la compañía asturiana a través de una nota de prensa.

Durante el primer día de operaciones, la superestructura del primer pórtico se desplazó por el muelle unos 40 metros, hasta dejarla en la posición de izado. El segundo día se elevó a 50 metros, posteriormente se desplazó bajo ella la estructura inferior del pórtico y se realizó el ensamblaje de ambas piezas, empleando 1.000 tornillos de alta resistencia. El director general de Duro Felguera Plantas Industriales, Félix García Valdés, explicó en un comunicado de prensa que la operación supone "un hito sin precedentes" ya que por primera vez se iza y se monta en una sola pieza la superestructura superior de un pórtico de descarga de buques. Asimismo, destacó la labor de I+D+i que se ha tenido que realizar para conseguir efectuar de este modo la maniobra, lo que ha permitido reducir tiempos y minimizar los riesgos de accidentes.

El director del proyecto por parte de Endesa, Alfredo Cillero, manifestó que la terminal estará operativa el próximo verano.

Cada uno de los pórticos de cuchara de la terminal de descarga de buques tiene un peso de 1.600 toneladas y una altura de 61 metros. La capacidad de las cucharas es de 50 toneladas, mientras que cada pórtico puede llegar a descargar hasta 2.700 toneladas de mineral por hora, lo que eleva a 5.400 toneladas a la hora la capacidad total de la instalación.

Con un coste de 45 millones de euros y 410.000 horas de trabajo, el muelle exterior de Endesa forma parte del proyecto de transformación de la central térmica de As Pontes, donde se invierten 230 millones para adaptar la unidad de producción a un nuevo combustible, hulla importada de Indonesia.

Con ello se pretende mejorar la eficiencia ambiental de la instalación y se prolonga su vida durante más de dos décadas. La central transformada reduce sus emisiones de dióxido de azufre en un 95,5%, las de óxido nitroso, en un 16,5%, y las de partículas, en un 54,5%. El dióxido de carbono baja un 9,5% por mejora del rendimiento de los grupos; las cenizas también disminuyen muy notablemente, ya que su producción desciende en un 92,8%.

La nueva terminal portuaria dispone de una línea de atraque de 300 metros y de una superficie cercana a los 110.000 metros cuadrados. Además de las dos descargadoras que suman una capacidad de 30.000 toneladas al día, cuenta con una apiladora de 4.400 toneladas y un parque de almacenamiento en el que se pueden depositar temporalmente 300.000 toneladas de mineral. Para situaciones excepcionales se puede habilitar otra superficie donde acumular 30.000 toneladas adicionales.