EDP conecta la subestación de Pumarín con la de Gijón Norte

Conexión
EDP
Actualizado 28/05/2015 18:22:26 CET

OVIEDO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El compañía EDP invertirá 10 millones de euros en una línea de alta tensión que conectará las subestaciones de Pumarín y Gijón Norte Los trabajos, que implican a más de 200 trabajadores de 20 empresas, dejarán la red preparada para un posible aumento de la demanda y nuevos puntos de suministro, según ha informado la compañía.

Entre las cifras de los trabajos, se encuentran los 12.449 metros de cableado y los más de 9.500 metros cúbicos de tierra afectados.

La conexión de las subestaciones de Pumarín se realizará mediante una línea de alta tensión de 132 kilovoltios. Con esta obra, la compañía asegura que mejorará la calidad y la seguridad del suministro, además de dejar la red preparada para un potencial aumento de la demanda y la incorporación de nuevos agentes energéticos, como los microgeneradores.

La acción permitirá que Gijón complete su alimentación eléctrica desde un punto más, la subestación de Gijón Norte, ubicada en el Polígono de Mora Garay.

Desde 2011, EDP está completando el plan para mejorar la red de distribución, pasando de tres puntos de reparto -Carrió, Pumarín y Castiello- a cinco en 2015, con el funcionamiento de las subestaciones del Puerto y Gijón Norte.

Además, se trata de la población asturiana con más puntos de suministro -más de 170.000-, por lo que con esta mejora, la red incrementa la capacidad tanto para nuevos puntos como para un aumento de la demanda. La nueva línea tiene una longitud de dos kilómetros y estará operativa este mismo año.

Principalmente será subterránea, salvo el primer tramo, que con el objetivo de preservar la fuente romana de La Mortera, será aéreo. Este tramo ya está ejecutado. Parte de la subestación de Pumarín y llega hasta las inmediaciones del campo de fútbol del Club Deportivo La Braña. Aquí, la línea pasa a ser subterránea hasta llegar a la subestación de Gijón Norte.

En el desarrollo de la obra, y además del personal de EDP Hc Energía, están implicados más de 200 trabajadores de 20 empresas, la mayoría asturianas. Están previstas 35.000 horas hombre de trabajo. Actualmente se desarrolla la fase de obra civil. Se trata de trabajos complejos tanto por las características técnicas de la obra como por la singularidad del terreno.

Así, ya se ha salvado la línea del ferrocarril y, actualmente, se está trabajando en la perforación bajo la autopista. Debido a la longitud del trazado y a las dimensiones del cableado, la línea estará dispuesta en tres tramos. En el transporte de las bobinas hay que salvar puentes y pasos que imposibilitan disponer de un único tramo. Para unirlos se han construido dos cámaras de empalme, una en la zona del poblado de Santa Bárbara y otra en el Polígono de Mora Garay. Estas cámaras son habitáculos subterráneos de tres metros de profundidad, seis de ancho y diez de largo, donde se unen los tramos de la línea de alta tensión.

Tras la obra civil se introducirá el cableado y se conectará en cada cámara de empalme. Y, antes de su puesta en marcha, se realizarán diferentes estudios y pruebas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies