La EMA inspecciona el emisario submarino de Aboño

Emisario de Aboño
AYUNTAMIENTO DE GIJÓN
Publicado 29/08/2018 10:27:21CET

OVIEDO, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) de Gijón están trabajando estos días en la inspección del emisario submarino de Aboño, por el que se evacúan las aguas residuales de la cuenca oeste de la ciudad tras ser tratadas en la estación depuradora de La Reguerona, según ha informado el Ayuntamiento de Gijón a través de una nota de prensa.

A la vista de lo observado elaborarán un informe sobre las reparaciones necesarias en esta infraestructura cuya construcción finalizó en 2004.

Los dos emisarios de Gijón forman parte de las instalaciones de cuya explotación y mantenimiento se encarga la EMA en virtud de un convenio firmado en Oviedo en noviembre de 2005 por las administraciones, local, autonómica y central.

Las inspecciones de ambos tubos sumergidos se realizan con periodicidad bienal, si bien el pasado año el de Peñarrubia fue objeto de un exhaustivo reconocimiento debido a la alarma generada por unas surgencias en el entorno de su traza que resultaron ser naturales según señala el consistorio, en el caladero denominado El Manantial.

El emisario de Aboño entrega a casi 30 metros de profundidad y más de dos kilómetros mar adentro, un caudal de entre 500 y 800 litros por segundo en tiempo seco, a través de un tubo realizado en hormigón armado y camisa de chapa.

En la parte final de su recorrido dispone de unos elementos llamados difusores que han sido objeto también de la inspección, que ha consistido en la revisión mediante buzos y un robot de toda la traza original del emisario, la grabación en vídeo y fotografías y el posicionamiento mediante GPS de todos los puntos significativos.

El diagnóstico que realicen los técnicos de la EMA será enviado tanto a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico como a la consejería correspondiente del Gobierno del Principado de Asturias, para decidir las acciones a realizar. Los resultados serán conocidos en unas semanas.

Por otra parte la sociedad municipal adjudicó a la ingeniería Magna Dea el contrato para la realización de los estudios de mejora de sus redes de abastecimiento y saneamiento. El importe es de 52.000 euros y el plazo de ejecución de seis meses. A su conclusión, la empresa de aguas contará con un plan director para la renovación y mantenimiento de los más de dos mil trescientos kilómetros de conducciones que tiene a su cargo

Contador