Empleados de Correos amenazan con la huelga si no mejoran sus condiciones laborales y amplían su línea de negocio

Sindicatos en Correos en Asturias
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2018 14:14:22CET

OVIEDO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Empleados de Correos en Asturias han amenazado este martes con acudir a la huelga general si el Estado no mejora sus condiciones laborales y si no amplían su línea de negocio para competir con las empresas de logística en el transporte de paquetería.

Los representantes de los sindicatos CCOO, UGT, Sindicato Libre y CSIF en Correos Asturias han presentado en rueda de prensa sus reivindicaciones, y han explicado que, de no ser satisfechas, comenzarán unas movilizaciones "ascendentes" a partir del mes de mayo, que culminarían en la huelga.

En Asturias Correos cuenta con una plantilla de 900 trabajadores y la portavoz del Sindicato Libre, Montserrat Ballina, ha destacado la necesidad de una nueva negociación colectiva frente a los "derechos mermados" por la crisis. Se ha referido en este punto a la congelación de los salarios, la baja tasa de reposición y el incremento de la contratación eventual.

Desde CCOO, Victoria Zabaleta ha puesto de manifiesto que la cifra de negocio de la compañía pública ha descendido un 25 por ciento en los últimos años. Esta situación hace necesario, a su juicio, que el Gobierno español ponga en marcha un plan estratégico plurianual hasta 2023 que se desarrolle y siente las bases para la "necesaria modernización" del servicio público en línea con el comercio electrónico.

En este punto, Zabaleta ha reprochado al Ejecutivo central que esté "cediendo a la presión del lobby paquetero", que actualmente crece al 20 por ciento anual. Correos, ha explicado, no tiene "ni el 12 por ciento de esos paquetes", con lo que han propuesto al Ministerio de Hacienda que permitan que Correos vaya "más allá" del servicio postal universal y se pueda sumar al trabajo de la paquetería.

Desde Fesp-UGT, José Ramón Fernández ha denunciado que el Estado ha reducido en dos tercios el presupuesto de Correos en 2017, pasando de 180 millones a 60, una partida que, a su juicio, no alcanza para garantizar que este servicio público llegue a todas partes.