Los espacios dedicados al emprendimiento han duplicado su actividad

Publicado 02/06/2017 17:25:59CET

OVIEDO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, dirigida por Rubén Rosón (Somos), ha destacado que ha logrado dar un impulso a las dos instalaciones durante los dos últimos años de gobierno municipal, doblando el número de actividades de formación realizadas al año y triplicando el número de personas que utilizan estos espacios para trabajar a diario.

El Ayuntamiento celebra estos días el cuarto aniversario de dos espacios dedicados al fomento de la actividad emprendedora y el apoyo a los jóvenes talentos: el Talud de La Ería y el Vivero de Ciencias de la Salud de La Corredoria.

Según una nota de prensa municipal a la que ha tenido acceso Europa Press, en el caso de las actividades, durante los años 2015 y 2016 se desarrollaron un total de 429 actividades de formación, una cifra que duplica las actividades de la primera etapa, con 235 en los años 2013 y 2014. El nivel de actividades se mantiene y los datos de 2017 seguirán la tendencia de los dos anteriores: hasta el 31 de mayo de este año se han realizado ya 146 actividades.

También resultan significativos los datos del número de usuarios que utilizan a diario estos espacio s para trabajar, pasando de 50 personas a 150 personas en estos cuatro años de funcionamiento. Además, desde 2015 se han constituido más de 60 nuevas empresas, una cifra que ha ido progresando desde el arranque inicial, con 7 empresas creadas en los primeros dos años.

El concejal de Economía Rubén Rosón explica que algunas de las claves del éxito y la evolución de estos espacios tienen que ver con la inserción de dos nuevas líneas de trabajo: la línea "joviemprende" y la del "envejecimiento activo". También ha influido, explica Rosón, "la inclusión de la economía social y colaborativa al programa, con la incorporación de la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social (ASATA) y su labor de seguimiento y tutorización para proyectos cooperativos, abriendo nuevas fórmulas y oportunidades laborales".

Pero, sin duda, uno de los grandes logros del gobierno del cambio ha sido la remunicipalización del Vivero de Ciencias de la Salud de La Corredoria, el Vivarium. "Era un edificio vacío, prácticamente en desuso y cuya escasa rentabilidad revertía en manos privadas; ahora es un referente internacional en la creación de ciencia al servicio de la salud", explica Rosón. El equipamiento por fin ha despegado gracias al cambio de rumbo marcado en 2015. En las instalaciones trabajan ahora un total de 8 empresas creadas por jóvenes talentos que generan 40 puestos de trabajo. También ha crecido el Vivarium en número de actividades: se han realizado 40 y hasta el año pasado no se había realizado ninguna, salvo la inauguración.

"Cuando llegamos al Ayuntamiento de Oviedo el Vivarium llevaba cuatro años atascado y darle vida fue una de nuestras prioridades", explica el concejal de Economía y Empleo en el Ayuntamiento de Oviedo. Ahora en este espacio de La Corredoria se desarrollan sensores electroquímicos para la detección de enfermedades y se diseñan ingeniería biomédica, modernos implantes quirúrgicos, herramientas informáticas de gestión de diagnóstico, e incluso videojuegos pensados para el campo de la salud que se emplean en un proyecto piloto con niños hospitalizados en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

También se ha instalado en el Vivarium de La Corredoria un "spin off" de la Universidad de Oviedo, la firma Entrechem, centrada en el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos para el cáncer provenientes de bacterias, obtenidos mediante tecnologías de ingeniería genética.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies