El eurodiputado Garriga acusa a Zapatero de "jugar con dos caras" en todo lo relativo al carbón

Salvador Garriga.
EP
Actualizado 15/11/2010 15:02:10 CET

OVIEDO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado del Partido Popular, Salvador Garriga, ha acusado este lunes al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "jugar con dos caras" en todo lo relativo al carbón. Así, Garriga ha insistido en la "contradicción" que supone que Zapatero haya suscrito la semana pasada, durante una mesa de trabajo de la cumbre del G-20, un documento que aboga por eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles.

Para el eurodiputado asturiano esa actitud de Zapatero choca con la que utiliza en Bruselas con sus eurodiputados, apoyando la continuación del carbón. "O éso, o que el Presidente no sabe lo que firmó en la mencionada reunión celebrada en Seúl", ha dicho Garriga.

El eurodiputado del PP considera que Zapatero no se atreve a dar su opinión en España. "Si el Presidente del Gobierno declara que quiere el fin de los combustibles fósiles, entendemos que su Gobierno también, con lo que sus eurodiputados están defendiendo una postura falsa", ha comentado.

Salvador Garriga ha presentado una enmienda para ampliar el plazo general de ayudas hasta 2020, en lugar de 2018 como aprobó la semana pasada la comisión de Economía de la Eurocámara en el borrador del dictamen sobre el reglamento o de 2014 como ha propuesto el Comisario europeo Joaquín Almunia.

El PP volverá a pedir en el pleno del PE ampliar las ayudas públicas al cierre de las minas de carbón en el pleno del próximo 23 de noviembre en Estrasburgo. Asimismo, Salvador Garriga ha presentado otras enmiendas para ampliar hasta 2030, en lugar de 2026, las ayudas públicas para financiar las pensiones de los mineros afectados, las obras de seguridad necesarias antes del cierre de las minas o la rehabilitación de los lugares en los que se encuentran.

Además, el eurodiputado asturiano busca que la Eurocámara flexibilice la normativa con otra enmienda en la que solicita que la tendencia descendente de los planes de ayudas no tengan que estar sujetos a unos porcentajes periódicos, toda vez que la propuesta de Bruselas planteaba reducir las ayudas públicas al cierre en un 33 por ciento cada 15 meses, mientras que la Comisión Económica de la Eurocámara defiende que esa reducción sea de un mínimo de un 10 por ciento al año.

Salvador Garriga solicitará el apoyo de los eurodiputados españoles y de otros países para que sus propuestas salgan adelante "porque el resultado de la votación en el borrador de dictamen que aprobó la semana pasada la Comisión no va tan lejos como queríamos a pesar de ser un mejor compromiso que la propuesta original del Ejecutivo comunitario".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies