El ex jefe de servicio de Oncología Radioterápica del HUCA reclama más medios para evitar derivaciones de pacientes

Publicado 27/03/2017 17:26:19CET

OVIEDO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex jefe del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Ramón Alonso Pantiga, ha reclamado este lunes más medios en el Hospital para dar cobertura a los pacientes que requieren el tratamiento de radioterapia, para evitar así las derivaciones al Hospital de Jove, en Gijón.

Durante la Comisión de Sanidad que se celebra en la Junta General del Principado de Asturias, Alonso Pantiga ha comparecido a petición del Grupo Parlamentario de Podemos para hablar de la organización de la Oncología Radioterápica en el Sespa y las derivaciones de pacientes al Hospital de Jove.

Según el compareciente, "parece claro" que el HUCA necesita una nueva unidad de radioterapia, elemento que a su juicio "permitirá abordar el problema de la lista de espera y desarrollar las nuevas terapias que están pendientes de ponerse en marcha". De esta forma, se evitaría una derivación de pacientes a Jove que tiene un coste estimado por Alonso Pantiga de 2.800 euros por paciente.

Este coste, ha matizado, "sería razonable" si se recibiera todo el tratamiento en Jove, pero, según ha explicado, los pacientes derivados solo acuden al centro hospitalario de Gijón a recibir la radioterapia y no acuden allí a las consultas previas ni a realizar las pruebas previas necesarias y la planificación del tratamiento.

Según sus estimaciones, la radioterapia en exclusiva "no cuesta más de 500 euros", con lo que "se está pagando dos veces el tratamiento", ya que, además, "a los trabajadores de Jove ya les está pagando el HUCA" al ser parte de su plantilla.

Estas derivaciones, que comenzaron en 2016 a raíz del incremento "insostenible" de las listas de espera en el HUCA, han supuesto un coste de dos millones de euros, importe que, a su juicio, se podría emplear para adquirir un nuevo acelerador lineal para el HUCA. Esta instalación estaría en activo durante diez años y permitiría aliviar la espera, en opinión de Alonso Pantiga. "La prestación que se da en Jove se está pagando muy por encima de lo que realmente vale", ha resumido, además de suponer un perjuicio para los pacientes que tiene que desplazarse, "al menos una vez a la semana" al HUCA además de acudir a Jove.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies